El Comercio

La oposición reclama más gasto social y afea la baja ejecución presupuestaria

Reunión de los ediles José María Pérez, Marina Pineda y José Ramón García, en la Casa del Pueblo del PSOE, con una veintena de entidades sociales.
Reunión de los ediles José María Pérez, Marina Pineda y José Ramón García, en la Casa del Pueblo del PSOE, con una veintena de entidades sociales. / AURELIO FLÓREZ
  • El PSOE pide vincular las partidas sociales con las de empleo, Xixón Sí Puede insiste en la renta básica y Ciudadanos solicita la gratuidad de las escuelas infantiles

La oposición municipal reclama más gasto social y mayor compromiso inversor al gobierno local para sacar adelante el proyecto de presupuestos de 2017. PSOE, IU, Xixón Sí Puede y Ciudadanos expresaron ayer su disconformidad con la propuesta de Foro y avanzaron cuáles serán sus principales reclamaciones de cara a la negociación abierta hasta el día 18 de este mes, momento en que el documento irá a la junta de gobierno para su aprobación. Además, la mayoría de ellos coincidieron en sus críticas a la baja ejecución presupuestaria de 2016 (un 55,19% a fecha de 30 de septiembre), lo que condiciona y limita el gasto real con vistas al próximo año.

Los socialistas, a través de su portavoz José María Pérez, criticaron «la falta de visión global» del presupuesto sobre todo en el ámbito social. En su opinión, hay «un evidente desajuste entre las propuestas del gobierno municipal y los recursos asignados para abordar las necesidades de los ciudadanos y ciudadanas».

Para el portavoz socialista esa desconexión entre el gobierno de Foro y la realidad social gijonesa se plasma en su «incapacidad» para colocar los recursos en las partidas adecuadas y en la «desatención» de otras como la teleasistencia, la ayuda a domicilio o programas relacionados con la dependencia o el consumo de drogas. «Las necesidades en este sentido han crecido, sin embargo las partidas destinadas a cubrirlos no», criticó.

El jefe de la oposición municipal hizo hincapié en la necesidad de realizar una revisión en profundidad del proyecto que ha puesto sobre la mesa Foro, vinculando los programas sociales a los de empleo y formación, y atendiendo las necesidades relacionadas con las personas en riesgo de exclusión social. «Se atiende lo social pensando únicamente en la Fundación de Servicios Sociales, desatendiendo por ejemplo el programa de empleo para mayores de 55 años, o reduciendo los recursos reflejados en el pacto de concertación firmado con sindicatos», expuso. José María Pérez realizó estas consideraciones tras participar, junto a sus compañeros Marina Pineda y José Ramón García, en una reunión celebrada en la Casa del Pueblo del PSOE con una veintena de entidades sociales de la ciudad.

54 millones sin gastar

La edil de IU Ana Castaño volvió ayer a tender la mano al gobierno de Foro para contribuir al desbloqueo del presupuesto municipal, para el que pide «un giro social de 180 grados». Castaño recordó que IU reclama para justificar su apoyo a las cuentas municipales medidas que refuercen el empleo de calidad, huyendo de externalizaciones de servicios que precarizan el trabajo, y un complemento a las ayudas sociales existentes articulado a través de una tarjeta solidaria.

Castaño aseguró que la baja ejecución presupuestaria a fecha del pasado 30 de septiembre (poco más de 155 millones de euros de los 280,9 millones con los que contaba el Ayuntamiento al inicio del ejercicio acogido a prórroga presupuestaria) pone de manifiesto «la parálisis de la actividad municipal y la incapacidad del reducido gobierno de Foro para liderarla». Advirtió Castaño de que si la cosa sigue por esta senda la previsión al cierre del ejercicio de 2016, sumando Ayuntamiento y organismos autónomos, es que quedarán más de 54 millones de euros sin gastar.

La edil alertó sobre el «optimismo» de las previsiones sobre el nivel de ejecución a 31 de diciembre que Intervención estima en un 81,5% en el Ayuntamiento, en casi un 90% en Servicios Sociales y en la práctica totalidad del presupuesto en la Fundación Municipal de Cultural y el Patronato Deportivo Municipal. Castaño aseguró que «alguna música ha llegado» a su grupo sobre lo que podría ser una actitud de «gasto a lo loco» para agotar al máximo la ejecución en esta recta final del año, cuando a juicio de la edil debería actuarse «con criterio y de acuerdo con proyectos».

Y de cara a la negociación presupuestaria que está por venir, afirmó que IU será «cauta» ante el grado de acuerdos plenarios y compromisos adquiridos por Foro que finalmente no se llevan a la práctica.

«Derecho sin imposibles»

Desde Xixón Sí Puede, la concejala Estefanía Puente insistió en que uno de los ejes principales sobre los que girará la negociación presupuestaria por parte de su grupo será la puesta en marcha de un proyecto piloto de renta básica a nivel municipal. «Donde hay quien ve imposibles, Xixón Sí Puede ve derechos y personas», remarcó Puente, a través de una nota de prensa, ante las reticencias de Foro. «Hay que empezar a dar los pasos para sembrar un derecho que ha de cumplirse de una vez y no continuar con la cultura asistencialista y de caridad», reivindicó.

La edil de la formación morada animó a IU y al resto de grupos municipales que den un paso más «y no se queden a medio gas», en referencia a la propuesta de IU de establecer unas ayudas complementarias a través de una tarjeta social. Una propuesta que para Xixón Sí Puede «llega un año tarde, ya que con ella quieren dar respuesta a las medidas que ya incluía su grupo municipal en el Plan de Rescate Ciudadano, aprobado en el Pleno. Puente defiende que la ayuda de la renta básica debe llegar a todas las personas con dificultades, en vez de acotarlo a determinados colectivos, ya que a su juicio cada vez hay más sectores que pasan por situaciones muy difíciles y que quizás no entren en los colectivos «tradicionales» de receptores de ayudas como es el caso de los nuevos «trabajadores pobres».

Todo ello requiere, según ella, una gestión adecuada de los Servicios Sociales, así como su reorganización. De ahí que se proponga empezar con un proyecto piloto, para corregir los errores que se puedan dar en los primeros momentos. Además, esta renta básica municipal vendría a subsanar las problemáticas que ocurren con las prestaciones que tienen fecha de caducidad, como es el caso de las ayudas a la familia.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, avanzó ayer que para su grupo la negociación del presupuesto municipal del próximo año con el gobierno local debe partir de dos condicionantes: la gratuidad de las escuelas infantiles de 0 a 3 años a partir del curso 2017/2018 y el incremento de la partida destinada a inversión hasta los 30 millones de euros.

En cuanto a la escuelas infantiles, destacó que es una medida «perfectamente realizable y sostenible», ya que la pérdida de ingresos por este concepto se compensaría con una bajada en la partida prevista para amortizar deuda, de 21,2 millones de euros, de forma que baje a los 19,7 millones. Y esa cantidad se equilibraría después al trasladar parte del remanente a la amortización de deuda.

Respecto al incremento de inversión, defendió este aumento para recuperar la capacidad inversora y porque casi todo el dinero está ya comprometido. Eso sí, adelantó que le valdría el compromiso de que se use dinero del remanente más adelante. Propuso, en este caso, que parte de la inversión sea carácter productivo y sostenible como la remodelación de las avenidas Pablo Iglesias y Manuel Llaneza y también del parque de Hermanos Castro para acoger eventos.

«Secuestro de la izquierda»

El PP es hasta ahora el único grupo que ha expresado públicamente su apoyo al equipo de gobierno de Foro ante la negociación presupuestaria en ciernes. Su concejal Pablo González avanzó el pasado viernes el voto favorable de los populares tanto a los presupuestos del Centro Municipal de Empresas como a los de Divertia. Según González, el gobierno de Carmen Moriýón está «secuestrado por la izquierda, que le obliga a adoptar muchos compromisos». Unos compromisos que tildó de «mochilas llenas de piedras» para Foro. «Es muy importante que este gobierno, si quiere tener un proyecto global para los gijoneses, las elimine», remarcó.