El Comercio

Operarios de Emulsa haciendo un baldeo en Poniente.
Operarios de Emulsa haciendo un baldeo en Poniente. / D. ARIENZA

La aportación municipal a Emulsa aumentará en 540.000 euros en 2017

  • La empresa argumenta el aumento de servicios experimentado desde 2010, pese a que en este periodo recibió menos fondos del Ayuntamiento

En 2015 Emulsa limpió 72.000 kilómetros más de calles que en 2010, un aumento del 20%, y atendió 435.000 metros cuadrados más de superficies verdes, un 14%. En los últimos ejercicios, además, ha asumido un incremento de las jornadas de limpieza en dependencias municipales y colegios y trabajos especiales en la plaza de toros, la feria de San Antonio y el festival Metrópoli, ha prestado 4.000 horas de servicio anuales en los polígonos industriales, ha realizado campañas de desbroce (100 parcelas al año) y desescombro (50 parcelas al año) en terrenos municipales y de eliminación de pegatinas (6.000 retiradas cada ejercicio). Ahí no queda la cosa porque ha puesto en marcha un plan especial contra la contaminación de la zona oeste (12.500 horas anuales) y ha cuidado de 16 zonas de juegos infantiles más. Todo ello, sin coste adicional para el Ayuntamiento, cliente principal de sus servicios. Pero las arcas de la empresa no dan para más.

La aportación municipal que recibe cada año para su funcionamiento se redujo de los 23,3 millones de euros de 2010 a 22,5 millones en 2011, 21,7 en 2012 y 21,2 millones en 2013. Desde entonces la cifra ha permanecido invariable. Para el Ayuntamiento esto ha supuesto un ahorro de 11 millones de euros en el periodo 2010-2016. Durante este tiempo Emulsa compensó esta congelación de ingresos con sus resultados positivos, lo que le permitía acometer nuevas inversiones. Sin embargo en 2015 el cierre fue «sensiblemente inferior al superávit necesario para hacer frente a las inversiones», situación que la gerencia de la empresa cree que volverá a repetirse este año. En este sentido, para poder atender las inversiones previstas, que ascienden a 4,1 millones de euros, y «garantizar la estabilidad financiera de la empresa», en 2017 la aportación municipal se incrementará en 540.000 euros (2,5% más), pasando de 21,2 a 21,7 millones de euros.

Aparicio, otra vez presidente

La mayor partida inversora para 2017, de 600.000 euros, corresponde a la sustitución de 600 contenedores de residuos generales (fracción resto). Esta actuación corresponde a un contrato a cinco años aprobado recientemente por Emulsa para renovar la imagen de estos elementos y que fue adjudicado a la empresa Formato Verde. Tras los recursos presentados por el resto de licitantes, sin embargo, la firma del contrato y el inicio del suministro de estos contenedores está pendiente de una resolución del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales que, según se informó ayer en el consejo de administración, podría demorarse aún un mes. En 2017 también se adquirirán, dentro del mismo contrato, 200 contenedores para residuos orgánicos (220.000 euros) y 500 de recogida selectiva (550.000 euros). Esta última cifra depende de la financiación que ofrezca Cogersa.

Ayer en el consejo de administración el presupuesto de la empresa municipal para el próximo ejercicio obtuvo cuatro votos a favor, tres abstenciones y un voto en contra. En la misma sesión se oficializó el retorno del concejal Esteban Aparicio a la presidencia de la entidad, tras haberla dejado en abril en manos de Fernando Couto por un «incremento de su actividad profesional privada».

En el orden del día se incluía la aprobación de los pliegos de un nuevo contrato de 540.000 euros para continuar con la campaña de soterramiento de contenedores. El asunto, no obstante, no se llegó a someter a votación y se aplazó a un próximo consejo. Antes, en cumplimiento de un acuerdo adoptado por el Pleno, se encargará la elaboración de un estudio sobre gestión de residuos que determine si estos soterramientos son necesarios.