El Comercio

Mariano Marín: «En el PP de Gijón no tiene cabida nadie que no trabaje de forma leal»

vídeo

Pablo González y Mariano Marín, este miércoles, en su comparecencia para valorar la sentencia. / P. Citoula

  • El presidente de la formación gijonesa asegura que la sentencia «cierra un capítulo lamentable» en la historia del partido

El presidente del PP de Gijón, Mariano Marín, ha afirmado hoy que la sentencia de la Audiencia Provincial que deja sin efecto la anulación del congreso local que le nombró máximo responsable "cierra un capítulo lamentable" en la historia del partido en el que ahora impera "la justicia, la militancia y la verdad". Además, ha dejado claro que en el PP gijonés "no tiene cabida nadie que no trabaje de forma leal" o lo haga "con mochilas judiciales". En estos términos se han pronunciado durante una rueda de prensa un día después de que se hiciese público el fallo que ratifica la legalidad del cónclave denunciado por los cinco exdiles populares del sector crítico al entender que no se cumplieron las garantías democráticas básicas ni tampoco se facilitó la participación de los afiliados.

Marín, acompañado del secretario general de la Junta Local, Pablo González, y entre un nutrido grupo de militantes en la sede gijonesa, ha mostrado su "satisfacción" por la sentencia que "deja claro" que el número de avales exigidos se debe calcular sobre el total del censo de afiliados y no entre los que se encontraban al corriente del pago de las cuotas.

Asimismo, ha incidido en que la Audiencia sostiene "expresamente" que la demanda de los exconcejales populares en ningún momento cuestionaba el censo, únicamente que los 500 avales eran "excesivos".

El presidente del PP de Gijón ha mantenido que desde que fue nombrado máximo dirigente, en febrero del pasado año, inició un "nuevo proyecto" para la ciudad centrado en las personas, con un "equipo sólido, alejado de intereses personales" y construido a través de la "lealtad y legalidad". Marín, que ha recibido las palabras de "satisfacción" de la presidenta del PP asturiano, Mercedes Fernández, tras el fallo judicial, ha rechazado trabajar "con cuitas y peleas".

Respecto a los exconcejales populares que interpusieron la demanda contra el cónclave local, ha señalado que ellos adoptaron la decisión de "desvincularse" del proyecto político y "han demostrado que no se puede contar con ellos". "Lo lógico es que no tengamos personas que estén sometidos a algún tipo de investigación judicial", ha dicho en relación a Gijón al mismo tiempo que ha denunciado los "personalismos excesivos" y las "ambiciones" que han sido protagonistas en los últimos tiempos en la formación.

Sobre un futuro acercamiento con Foro en la ciudad, ha comentado que "poco a poco" los dos partidos se van acercando y ha asegurado que "tarde o temprano" el centro derecha en Gijón "se va a acabar reagrupando".

Por su parte, Pablo González ha puesto de manifiesto la "presión" a la que se han visto sometidos los miembros de la Junta Local, muchos de los cuales han tenido que soportar "carros y carretas" por esta cuestión. "Eso tiene que ser agua pasada", ha apuntado antes de reivindicar que el PP gijonés "tiene todo el futuro por delante" para construir un proyecto de ciudad.