El Comercio

Marín: «La sentencia tiene que ser un punto de inflexión para pacificar el PP en Gijón»

Mariano Marín, tras ser elegido presidente del PP de Gijón en el congreso de febrero de 2015.
Mariano Marín, tras ser elegido presidente del PP de Gijón en el congreso de febrero de 2015. / DANIEL MORA
  • La Audiencia Provincial revoca la anulación del último congreso local y ratifica a su presidente

  • Para el tribunal la inclusión de 146 fallecidos no altera la exigencia de pedir 500 avales, que se debe calcular sobre el censo general de afiliados estén o no al corriente de pago

«La sentencia tiene que ser un punto de inflexión para pacificar el PP en Gijón y acabar con las cuitas internas y los personalismos». Así valoró ayer su presidente, Mariano Marín, el fallo de la Audiencia Provincial que revoca la anulación del último congreso local y ratifica su liderazgo al frente del partido tras una etapa muy convulsa y complicada.

Marín, muy contento con la resolución judicial que legitima su elección e invalida los argumentos del sector crítico, expresó ayer su deseo de que sirva para hacer reflexionar a quienes, a su juicio, han menoscabado en los últimos años la labor del PP, al visibilizar la división, y le han hecho perder influencia municipal hasta convertirlo en una fuerza marginal en el Ayuntamiento con solo tres concejales. «Se demuestra que todo se hizo bien en el congreso extraordinario», remarcó Marín, que aprovechó para cuestionar el comportamiento y las motivaciones de los cinco exconcejales críticos que interpusieron la demanda ahora desestimada contra su junta local. «Estas personas han demostrado no haber sido leales con el partido y no pueden arrogarse su representación», opinó.

Marín también aseguró que recibió «vía telemática» palabras de ánimo y felicitación de la presidenta regional del partido, Mercedes Fernández, quien ayer tuvo una intensa sesión parlamentaria en la Junta General del Principado. Fernández también sale reforzada con esta sentencia en medio de la crisis abierta en Avilés tras la destitución de Carmen Maniega.

La Sección Séptima de la Audiencia Provincial ha dejado sin efecto la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 11 de Gijón que anuló el congreso extraordinario del PP de Gijón celebrado el 7 de febrero de 2015. El tribunal ha estimado el recurso de apelación presentado por la directiva que preside Mariano Marín para defender la limpieza de un proceso congresual en el que quedó acreditada la inclusión en el censo de 146 personas fallecidas. La sentencia es firme, por lo que no cabe recurso contra ella.

El fallo supone un auténtico jarro de agua fría para las pretensiones de los cinco exconcejales críticos de esta formación, Manuel Pecharromán, María Teresa Menéndez, Francisco Rodríguez Cubiella, Gabriel Díaz y Raquel Vega, que esperaban como demandantes, una ratificación de la sentencia de primera instancia, la implantación de una gestora local y un cambio de rumbo en la forma de dirigir el partido en Gijón desde febrero de 2013. Confiaban ciegamente en que se repitiera la impugnación judicial del congreso de octubre de 2014 en que salió elegido el hoy diputado regional David González Medina.

Según pone de relieve la resolución judicial de la Audiencia, el hecho de que en el censo del cónclave local del PP apareciera el nombre de 146 personas ya fallecidas no supone una superación del límite del 15% necesario de avales de militantes exigido para poder presentar una candidatura, que en el congreso que eligió a Marín fue de un total de 500.

El tribunal, a este respecto, señala que en la demanda presentada por los exediles críticos para pedir la anulación del congreso extraordinario no se denuncian irregularidades en el censo, sino la superación del citado porcentaje y la imposiblidad de conseguir ese elevado número de avales para que pudiera presentarse alguien más aparte del considerado candidato oficial.

La Audiencia Provincial asegura en su fallo que el meollo del debate estriba en clarificar si para el cálculo del porcentaje de avales exigidos se toma como referencia solo a los militantes al corriente de pago (854) o a todos los que hubieran abonado una cuota inicial (3.526).

Concluye en este sentido el tribunal que el 15% debe aplicarse sobre el censo general de afiliados militantes con independencia de que estén o no al corriente de pago. Y establece como base para el cálculo del porcentaje de avales los 3.526 militantes que figuran en el certificado del secretario regional del PP, si bien descuenta las 146 partidas de defunción que aportó la parte demandante. Como quiera que la diferencia (3.380) aún permite exigir 500 avales, el tribunal dice que no hubo al respecto infracción estatutaria.

Si bien se reconoce que es obligatorio que los militantes estén al corriente de pago para poder participar en el congreso, el tribunal observa asimismo que se dio un plazo para que los afiliados pudieran abonar las cuotas atrasadas, posiblitando así que el total del censo pudiera participar.

Para terminar, la sentencia razona, para no imponer las costas, las dudas que genera la compleja normativa aplicable y lo razonado de la sentencia de primera instancia.

La junta local del PP emitió ayer un escueto comunicado que abunda en las palabras de su presidente. «En febrero de 2015, el PP de Gijón inició una etapa de construcción de un nuevo proyecto político para la ciudad, un proyecto centrado en la personas, centrado en la creación de equipos sólidos y leales con nuestro partido, alejados de intereses personales o de parte, un proyecto amplio para todos los gijoneses. A ese proyecto se opusieron aquellos que sin ser ejemplo de nada, pretendían dar lecciones de todo», remarca el escrito.

«Lealtad y legalidad»

En clara alusión al exportavoz municipal Manuel Pecharromán y al resto de exconcejales críticos el comunicado prosigue: «Hacemos pública nuestra satisfacción con la sentencia de la Audiencia Provincial conocida en el día de hoy (por ayer). Confirma que este proyecto político se construye desde la lealtad y la legalidad, y que se equivocan quienes, estando investigados por la justicia o la Fiscalía del Tribunal de Cuentas, pretenden condicionar el futuro de este gran partido». «Desde hoy mismo, seguiremos trabajando, contando con todas las personas, sin excepción, que quieran apoyar un proyecto político para un Gijón mejor», concluye para hoy ampliar con una comparecencia pública.