El Comercio

El daño cerebral adquirido, treinta veces más habitual que el cáncer de mama

Ignacio Málaga Diéguez, tras impartir su conferencia.
Ignacio Málaga Diéguez, tras impartir su conferencia. / AURELIO FLÓREZ
  • El neuropediatra Ignacio Málaga Diéguez insiste en que «la rehabilitación neurocognitiva debe implantarse en el sistema de salud asturiano»

Quince veces más frecuente que el daño medular, treinta veces más que el cáncer de mama y hasta cuatrocientas veces más que el VIH. El daño cerebral adquirido es cada vez más habitual debido, entre otras cosas, a que los avances en medicina permiten que gran parte de las víctimas de traumatismos y enfermedades sobrevivan. Así lo aseguró el responsable de la Unidad de Neuropediatría del HUCA, Ignacio Málaga Diéguez, durante la intervención con la que inauguró la tercera Jornada sobre Daño Cerebral Sobrevenido que ayer se celebró en el Hospital de Cabueñes y contó con más de 170 asistentes.

Aunque los casos de daño cerebral adquirido en niños siguen siendo escasos, indicó el neuropediatra, son cada vez más frecuentes y de ahí la importancia de llevar a cabo no solo un buen tratamiento, sino una correcta y completa rehabilitación. «Tanto la rehabilitación física como la del lenguaje, así como el apoyo psicológico y psiquiátrico, están muy bien establecidos y dotados en nuestro sistema de salud, pero no ocurre lo mismo con la rehabilitación neurocognitiva. Es la gran olvidada y no debería ser así», defendió. Uno de los principales problemas que surgen al tratarse de niños pequeños, agregó, «es que su cerebro está en desarrollo y no se puede evaluar fácilmente el daño cognitivo al no haber un estado anterior con el que compararlo». El daño cerebral adquirido puede conllevar problemas de aprendizaje, atención y memoria, entre otros, que hay que tratar de revertir en la medida de lo posible para que en su edad adulta, el niño pueda llevar una vida lo más normal posible.

La jornada, organizada por el Centro Especializado en Daño Cerebral Adquirido Plaza Real y la Fundación de Alternativas al Daño Cerebral Sobrevenido (Aldaces), contó con las intervenciones de, entre otros, el neurólogo Javier Salas Puig, la psiquiatra Teresa Pérez-Espinosa, la trabajadora social Luisa Méndez López y la terapeuta ocupacional Carla Pulido González.