El Comercio

Detenido por estafar 6.800 euros a un vecino chino al que prometió pepinos de mar

  • «Explicó que los pepinos de mar son un producto muy apreciado en la comunidad asiática y muy difícil de conseguir en España, por lo que la oferta le pareció factible puesto que el vendedor realizaba habitualmente transacciones comerciales en África»

Acabó en los calabozos de la Comisaría a cuenta de 6.800 euros en pepinos de mar. Un gijonés de 57 años ha sido detenido por agentes de la Policía Nacional acusado de estafar a un ciudadano de origen chino asentado en la ciudad con una mercancía de equinodermos que nunca le llegó a entregar.

La investigación se inició tras recibir la denuncia de la víctima que manifestó que desde noviembre del año 2015 realizó tres entregas de dinero a una persona que se había comprometido a traerle este cotizado producto de Mauritania, pero nunca recibió la mercancía ni pudo localizar a la persona con la que había acordado la compraventa. «Explicó que los pepinos de mar son un producto muy apreciado en la comunidad asiática y muy difícil de conseguir en España, por lo que la oferta le pareció factible puesto que el vendedor realizaba habitualmente transacciones comerciales en África», explicaron desde la Comisaría.

A pesar de que había transcurrido más de un año desde la entrega del dinero, el receptor del mismo no había realizado ninguna gestión para traer la mercancía. Cuando fue llamado a la Comisaría, el detenido explicó que «habían surgido muchas complicaciones administrativas en la exportación de este producto que habían dilatado la entrega».