El Comercio

Los díscolos dicen que seguirán plantando cara a la junta local

Los cinco exconcejales críticos enfrentados a la junta local que preside Mariano Marín se reunieron ayer por la tarde para valorar un fallo judicial que ninguno de ellos esperaba y para estudiar qué acciones emprender a partir de ahora en el ámbito político tras la derrota en los tribunales. Todos ellos tienen claro que en ningún caso van a abandonar el partido y que van a seguir plantando cara a una dirección local del partido que consideran completamente tutelada por la ejecutiva regional presidida por Mercedes Fernández.

«Toca acatar la sentencia y recuperar las fuerzas. Han reducido el PP de Gijón a la mínima expresión y eso no debería durar en el tiempo, ni mucho menos consentirlo», aseguró ayer Manuel Pecharromán, haciendo las veces de portavoz de los cinco.

«Por supuesto que no nos daremos de baja. Seguiremos defendiendo la democracia interna en el Partido Popular y la necesidad de que todos los afiliados tengan capacidad libre de elección y decisión. En estos tiempos no parece muy ejemplarizante imponer presidentes», añadió Pecharromán.

En términos parecidos se pronunció el exedil Francisco Rodríguez Cubiella, quien afirmó que «no contemplamos marcharnos de nuestro partido, a diferencia de lo hicieron la mayoría de miembros de la junta local cuando fundaron Foro».

Hoy está previsto que los cinco militantes envíen un comunicado para salir al paso de las acusaciones del bando vencedor, que a través de un comunicado aseguró sobre ellos que «sin ser ejemplo de nada, pretendían dar lecciones de todo».