El Comercio

Fallece a los 91 años Anita Iglesias, antigua vendedora de la Pescadería Municipal

  • El funeral tendrá lugar esta tarde, a las 17 horas, en la iglesia parroquial de San Antonio de Padua y sus restos serán trasladados al cementerio de Ceares

Anita Iglesias Iglesias, una de aquellas vendedoras que dio vida a la antigua Pescadería Municipal, falleció ayer, a sus 91 años. Natural del barrio de La Arena, Anita aprendió los primeros trucos del oficio siendo solo una chiquilla de la mano de una amiga de la familia, a quien solía acompañar a la rula de El Muelle. Tras una temporada sin trabajar, después de contraer matrimonio con Luis Cuervo Díez y tener a su única hija, Ana María, Anita se vio obligada a retomar la actividad. Fue cuando cerró sus puertas el Casino de la Unión de Gremios, donde Luis trabajaba como camarero. Ante la necesidad de llevar dinero a casa, la joven madre no dudó un segundo y echó mano de lo aprendido años atrás para comenzar a trabajar como vendedora en la Pescadería Municipal, donde permaneció treinta años. «Al principio compraba la mercancía a través de otras pescaderas, pero pronto se hizo con su propia licencia», explicaba ayer su hija, quien también recordaba las largas horas que Anita dedicaba a su profesión. «Madrugaba para preparar el puesto y vender durante toda la mañana, llegaba a comer y se iba corriendo a la rula a comprar, hasta caer la noche».

Pese a su dedicación, la pescadera siempre lograba sacar tiempo para dar largos paseos y bañarse o tomar el sol en el Rinconín, aficiones que seguiría conservando tras su jubilación. Ésta llegó al mismo tiempo que el cierre de los puestos que posteriormente serían sustituidos por el actual mobiliario de oficinas municipales. Al igual que algunas de sus compañeras, Anita aprovechó la indemnización para retirarse.

El funeral tendrá lugar esta tarde, a las 17 horas, en la iglesia parroquial de San Antonio de Padua y sus restos serán trasladados al cementerio de Ceares.