El Comercio

Marín invita a los exconcejales críticos a abandonar el PP tras el fracaso de su demanda

vídeo

Pablo González y Mariano Marín, en la sede del PP local, al inicio de su comparecencia. / CITOULA

  • Acusa de «personalismo» a los cinco exediles que recurrieron el último congreso. «En el partido no tiene cabida quien no trabaje de forma leal o tenga mochilas judiciales»

El presidente del PP de Gijón, Mariano Marín, invitó ayer a los cinco exediles críticos del PP a darse de baja en el partido tras el fracaso de su demanda para impugnar el congreso extraordinario en que salió elegido. «En el partido no tiene cabida nadie que no trabaje de forma leal o que tenga mochilas judiciales que puedan perjudicar al PP», aseguró en referencia a los exconcejales Manuel Pecharromán, Francisco Rodríguez Cubiella, Gabriel Díaz, Raquel Vega y María Teresa Menéndez.

El comentario sobre las mochilas judiciales no fue inocente, ya que Pecharromán se ha visto afectado por la investigación del caso Aquagest y junto a sus excompañeros tiene abierta otra investigación del Tribunal de Cuentas por presuntos desvíos de fondos municipales durante su etapa de concejales en el Ayuntamiento.

Muy satisfecho con el fallo judicial que ratifica su liderazgo y avala la legalidad del proceso congresual, el presidente de los populares remarcó que en su proyecto para relanzar el PP gijonés quiere «contar con todas las personas para sumar» y «olvidarse de personalismos, cuitas, digresiones y peleas». Precisamente la actitud que reprueba de los exconcejales díscolos, a quienes reprocha haber querido llevar a la práctica «el principio de cuanto peor, mejor» en el partido.

Arropado por su equipo de confianza, varios militantes y escoltado por el secretario general del PP en Gijón, el también concejal Pablo González, Mariano Marín lanzó dos mensajes fundamentales en la sede de Álvarez Garaya antes de abrir un turno de preguntas con los periodistas. «Con esta sentencia se cierra un capítulo lamentable de la historia del Partido Popular de Gijón», y «ganan la militancia, la justicia, la verdad y el partido», remarcó. Agradeció a este respecto los «magníficos» servicios jurídicos del PP que han logrado contra todo pronóstico validar el congreso y a los militantes y personas que con su trabajo han demostrado su apoyo al partido en una etapa muy difícil.

Los cinco exediles críticos fueron una referencia constante en la comparecencia del día después de conocerse la sentencia que revoca la anulación en primera instancia del último congreso y que considera no probado que hubiera irregularidades en el censo utilizado, que incluía 146 fallecidos, para calcular los 500 avales exigidos para presentar candidaturas. En otro momento Marín achacó la demanda ahora desestimada a «un personalismo excesivo, quizás ambiciones que no venían a cuento y falta de proyecto de equipo».

A la espera de cuál sea el próximo movimiento de los críticos, Marín no descartó ni confirmó que el partido, a su vez, pueda emprender acciones disciplinarias contra ellos. Dejó está pelota en el alero de la Comisión de Derechos y Garantías. «El partido tiene unos estatutos que se aplican tanto para los congresos como para las cuestiones disciplinarias», indicó sobre unos exediles de los que recordó «llevan tiempo desvinculados» del partido y que «no se puede contar con ellos» aunque sigan siendo militantes de base. En lo personal reconoció que se quitó «una gran losa» con la sentencia firme de la Audiencia Provincial que disipó las dudas sobre el proceso que concluyó con su elección como presidente en febrero de 2015.

«Debe ser ya agua pasada»

El secretario general del PP local, Pablo González, destacó que el partido lleva «más de año y medio soportando una presión innecesaria por un proceso judicial interno expuesto en medios de comunicación». «Todo eso debe ser ya agua pasada», señaló , para advertir que de ahora en adelante «el PP de Gijón solo admitirá al que se acerque a él de buena fe, desinteresadamente y con altura de miras». En referencia al acercamiento con Foro, Marín expresó su convicción de que «tarde o temprano el centro derecha acabará reagrupándose en la ciudad». Por su parte, González destacó que «el PP es necesario en consejos de administración de las empresas municipales por donde pasan millones y donde está demostrando su capacidad de apoyo a políticas de centro-derecha que son buenas para Gijón».