El Comercio

La sala única del 091 «redundará en el refuerzo de servicios», dice la Policía

Operadora en la antigua sala del 091 de Gijón.
Operadora en la antigua sala del 091 de Gijón. / PALOMA UCHA
  • La centralita de la Comisaría de Moreda deriva desde el lunes las llamadas a la Jefatura Superior de Policía, en Oviedo

«La redistribución de efectivos redundará en un mejor aprovechamiento del capital humano y recursos materiales reforzando otros servicios policiales». La Jefatura Superior de la Policía de Asturias justifica que la unificación de las centralitas del 091 en Oviedo «supone una gran ventaja tanto para la persona que requiere la ayuda policial, como para los policías que han de acudir al lugar». La centralita de la Comisaría Gijón, la que más volumen de llamadas atiende de toda la región, dejó de funcionar a principios de esta semana, tal y como adelantó EL COMERCIO. Desde el lunes, cualquier ciudadano que llame desde Gijón al 091 será atendido por un policía en Oviedo, encargado de notificar la incidencia a las patrullas de la Comisaría de Moreda.

«Una persona en situación de tensión emocional o por desconocimiento del lugar, puede no saber cómo llegar a donde está y los policías que acuden pueden ser guiados eficientemente por el operador de sala al conocer con exactitud las mejores vías para llegar y acceder adonde se les necesita», señalan en un comunicado desde la Jefatura Superior, desde donde se guía, a treinta kilómetros de distancia, hasta ese punto de tensión emocional, a los agentes que habitualmente patrullan por las calles de Gijón.

El operador cuenta «con información visual de dónde se encuentran todos los vehículos policiales en servicio y si están libres o atendiendo otra situación, por lo que puede comisionar al vehículo que considere más cercano o adecuado», abundan.

«Optimización»

«La sala única, que supone un notable avance en la optimización de la estructura de la Jefatura Superior de Policía estará formada por especialistas que mantendrán enlace permanente a través de los sistemas más modernos de telecomunicaciones con la Guardia Civil, policías locales y 112», apuntan. Entre las ventajas, a su juicio, destaca que «en caso de necesitar llevar a cabo operativos coordinados, en la sala se realizarán casi como si estuviesen presentes en la misma. Se revisarán los protocolos de comunicación para obtener el mayor rendimiento de este nuevo instrumento al servicio de todos los ciudadanos del Principado».

La sala del 091 en Gijón llevaba 38 años funcionando de forma ininterrumpida, atendiendo al mes una media de 5.000 llamadas. Se trataba de la centralita que más volumen de avisos recibía en todo el Principado, por encima incluso de la Jefatura Superior. Desde esta semana pasa a estar integrada con las centralitas de Oviedo, Avilés, Mieres, Langreo, Luarca y Siero.

El personal adscrito al 091 de la Comisaría de Moreda ha sido trasladado a otros servicios, excepto uno de ellos que ha pasado a la segunda actividad.