El Comercio

«Los niños deben saber que el alcohol es una droga dura que mata», alerta Riera

«El alcohol en la sociedad occidental siempre ha sido un problema, afortunadamente, España no es de los países que está peor, pero tenemos que seguir poniendo el foco en ese tema». Así se pronunció ayer José Ramón Riera, gerente del Servicio de Salud del Principado (Sespa) cuando EL COMERCIO quiso pulsar su opinión sobre recientes casos de intoxicaciones etílicas en menores de catorce años, uno de ellos, con resultado de muerte. Para José Ramón Riera, facultativo, «lo más importante es trasladar valores de educación, pero no solo en las familias y en los colegios, sino en ámbitos más amplios, como los campamentos y en los deportes». En su opinión, «tenemos que intentar que nuestros niños sepan que el alcohol es una droga dura que mata, como ocurre con el tabaco». Riera aseguró sentirse «muy preocupado» por las borracheras en menores, unos episodios que los médicos de Urgencias de Cabueñes y del HUCA aseguran ver de forma frecuente en sus respectivos servicios. «Me preocupa como personal sanitario, pero también porque soy padre de dos niños muy jóvenes», indicó. El responsable del Sespa indicó, a su vez, que habrá que mirar también «por qué los menores tienen acceso al alcohol. Para una persona de doce años no debería ser tan fácil conseguir este tipo de sustancias. Hay que seguir trabajando este tema desde la propia sociedad».