El Comercio

Aprobadas las aportaciones de los socios de la rula para garantizar su viabilidad

  • Esas cantidades, unidas a los buenos resultados tenidos por Lonja de Gijón-Musel, generan la capitalización suficiente para evitar la quiebra

Lonja de Gijón-Musel vio ayer cómo se despejaron los negros nubarrones que se cernían sobre su futuro. En el transcurso de la reunión de su junta general de socios celebrada ayer se aprobaron las aportaciones que realizarán los accionistas mayoritarios para conseguir la capitalización de la sociedad y evitar que se proceda a su liquidación. Son tres las entidades que realizarán esas aportaciones. En concreto, la Autoridad Portuaria de Gijón colaborará con unos 166.000 euros, mientras que la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Gijón lo hará con unos 64.000 y la Sociedad Regional de Promoción participará con otros 31.104. Todos estos casos son en forma de préstamos participativos con una duración hasta 2023 y unos intereses variables o que rondan el 3%. No aportan capitalización los socios más pequeños, como son la Asociación de Mayoristas de Pescado del Principado de Asturias, la Asociación de Empresarios Minoristas de Pescado de Asturias y la empresa Conservas Agromar.

Esta inyección económica de unos 261.104 euros, unida a los buenos resultados económicos obtenidos en el último ejercicio por Lonja de Gijón-Musel, hace que se genere la capitalización suficiente de la sociedad para evitar su quiebra. De esta forma se reequilibra la situación patrimonial de la rula gijonesa, ya que las pérdidas de 405.715,65 euros contabilizadas el año pasado, motivadas por impagados de improbable o imposible cobro y por la necesidad de abonar una multa por irregularidades fiscales, hicieron que su capital social bajara por debajo de lo legalmente establecido. El patrimonio negativo de la lonja había quedado fijado en 258.851,09 euros.

Para solucionar la situación en la que se encontraba la lonja, en su momento se llegó a plantear que la sociedad adquiriera bienes propiedad de la Autoridad Portuaria de Gijón que ya utiliza, pero en base a otro préstamo participativo. Esta posibilidad fue rechazada de plano por Puertos del Estado. Pero el compromiso de apoyo mostrado desde la Cámara de Gijón hizo que Puertos del Estado cediera y permitiera a la Autoridad Portuaria conceder su parte de aportación en forma de crédito participativo.

Consolidación

A partir de ahora, queda garantizado el mantenimiento de las subastas de pescado en Gijón y cuenta con casi siete años para amortizar este préstamo participativo. Este periodo es más que suficiente para demostrar a los socios de la entidad la viabilidad de la empresa y que puede consolidarse como una de las canchas de subasta más importantes de Asturias, junto con la de Avilés.

Pero para llegar a esta solución también hubo que superar controversias internas dentro del propio Puerto de Gijón, ya que la representación empresarial en su Consejo de Administración abogaba por la salida del puerto de la rula y apostaban por acometer la privatización de las instalaciones. Algo a lo que mostraron su rechazo los demás componentes del órgano rector portuario.

Los responsables de la lonja esperan que este año continúe con los buenos números registrados hasta el momento, debido a un importante incremento en las ventas en las diferentes costeras, lo que ayudará a consolidar su situación.