El Comercio

La Calzada reclama un badén en El Lauredal

  • A la petición se suma la instalación de una señal que limite la velocidad del tráfico rodado a 30 kilómetros por hora

La asociación de vecinos Alfonso Camín de La Calzada registrará en los próximos días una petición para que el Ayuntamiento levante un badén en el paso de peatones de la calle Betty Friedan que cruza hacia la pista deportiva de El Lauredal. A la petición se suma la instalación de una señal que limite la velocidad del tráfico rodado a 30 kilómetros por hora. «Es una zona de mucho tráfico y por la que pasan numerosos niños a diario. Los coches suelen ir a una velocidad excesiva para las características de la vía y no queremos tener que lamentar un accidente», explicó a EL COMERCIO la secretaria de la asociación vecinal, Teresa Prada.