El Comercio

Gijón planteará incentivar la fusión de concejos dentro del área metropolitana

  • La comisión creada en el consejo social para fijar la postura de la ciudad con respecto a este ente buscará el martes un documento de consenso

El martes la comisión especial creada en el seno del consejo social de Gijón para debatir sobre la creación de un área metropolitana en la zona central de Asturias intentará cerrar un documento de consenso que refleje la postura de la ciudad con respecto a la constitución de este ente. Será el tercer y último encuentro de este órgano.

En la anterior cita varios de sus miembros (Xixón Sí Puede, IU, Ciudadanos, Colegio de Arquitectos...) presentaron propuestas de cómo entienden que debería formarse y gobernarse este área, así como cuál debería ser su capacidad de acción. Todos los puntos fueron sometidos a debate y se invitó de nuevo a todas las partes a plantear sus conclusiones al respecto de lo tratado en la comisión. En base a las respuestas recibidas, el gobierno municipal ha elaborado un último documento en el que hace un extracto de estas conclusiones y sobre el que se trabajará el martes para intentar cerrar la postura que el Ayuntamiento trasladará al Principado de Asturias. El texto propone «varios apartados para incluir en la toma de posición» del consistorio. Serán los miembros del consejo social quienes tengan la última palabra sobre la aceptación o no de cada punto.

El primer punto es una mera valoración de la importancia que tienen tanto la propuesta regional para constituir un área metropolitana como el hecho de alcanzar una postura conjunta de las fuerzas políticas y los agentes sociales de la ciudad. Es en el segundo apartado donde empiezan a concretarse posicionamientos sobre el modo en que debe ponerse en marcha este ente.

Hay un claro acuerdo con respecto a que la creación del área metropolitana debe articularse por medio de una ley autonómica, tomando como referencia las ya existentes en otras regiones. En lo referente al papel que deben tener los ayuntamientos, se plantean varias opciones para el texto final. La primera, que la gobernanza del nuevo ente se base «en una organización institucional compuesta por una representación ponderada de los concejos». La segunda, que se asegure en los órganos de gobierno «un equilibrio entre la participación del Principado y de los ayuntamientos afectados». La tercera, que en el proceso de creación del área «se cuente al menos con la participación y el consenso de los principales concejos». Y la cuarta, que se dé «una mayor participación y protagonismo a los ayuntamientos afectados, especialmente el de Gijón».

18 concejos

El documento remitido por el gobierno local señala que la adhesión de los municipios al área metropolitana tendrá carácter voluntario, que el nuevo ente «asumirá competencias de manera progresiva por acuerdo de los concejos a través de mayorías cualificadas» y que, como punto de partida, su extensión se limitará a 18 municipios, «sin menoscabo de que posteriores estudios aconsejen su ampliación». También recoge la propuesta de que se contemplen «incentivos para promover la fusión de municipios dentro del ámbito del área metropolitana», algo que «simplificaría su estructura administrativa interna, facilitando la toma de decisiones».

Hay dos aspectos aún pendientes de clarificación, para cada uno de los cuales el texto enviado a los miembros del consejo social plantea dos opciones. El primero es la necesidad o no de crear un órgano supramunicipal con entidad propia que se ocupe de la gestión del área. Una posibilidad es que esa labor se desempeñe a través de las administraciones, organismos y entidades ya existentes. Otra, que se cree un órgano específico «de carácter local» en el que el papel del Principado «en ningún caso sea determinante». Otro punto que deberá dilucidarse el martes es si se pide paralizar la revisión de las directrices de ordenación del área central iniciada por el Principado o se pide participar en ese proceso.

Temas