El Comercio

La Audiencia otorga una custodia compartida tras revocar la sentencia inicial

  • El padre recurrió la resolución del Juzgado de Primera Instancia 8 que determinaba visitas de la menor cada dos fines de semana

La Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Asturias ha fallado a favor de un padre que solicitaba la custodia compartida de su hija menor de edad, mientras que su exmujer había pedido la reducción del régimen de visitas. La sentencia recoge que «no hace falta una alteración sustancial de las circunstancias para modificar el régimen de visitas a favor de la custodia compartida, ya que el preponderante interés del menor constituye una razón determinante que permite modificar las medidas de guarda para adaptarlas a la nueva situación».

En este caso, el padre, representado por la abogada Libertad González, había cambiado de trabajo de forma que podía atender a la menor y además se había independizado, al vivir antes con su madre. Recalca, además, que «no hay razones de índole laboral o familiar acreditadas que impidan considerar que el ejercicio de la guarda por parte del padre no fuera correcta, más allá de los reparos de la madre, ante el supuesto rechazo de la menor a la actual pareja del padre, o de la creencia de esta de que la custodia compartida supondría un descontrol para la menor».

Para el magistrado de la Audiencia, el hecho de que «haya funcionado correctamente el sistema instaurado en el convenio no es especialmente significativo para impedir un cambio, al tiempo que se destaca que el régimen de guarda y custodia compartida ha de considerarse normal e incluso deseable, porque permite que sea efectivo el derecho que los hijos tienen a relacionarse con ambos progenitores». De esta forma, se estima el recurso del padre y se revoca la sentencia del juzgado de Primera Instancia número 8, por lo que se cambia el régimen establecido en el convenio inicialmente firmado en 2011. Establece ahora un régimen de semanas alternas.