El Comercio

Los barrios degradados tienen reservados 5,5 millones para Tremañes y Portuarios

Tremañes.
Tremañes. / D. Arienza.
  • El gobierno local también tramitará los concursos de ideas y la redacción de proyectos para Contrueces y Monteana

Las obras vinculadas al programa de ayudas en barrios degradados alcanzarán su techo histórico de inversión en 2017 si se cumplen todas las previsiones del gobierno local. La rehabilitación de manzanas de edificios en la periferia tiene reservados 5,5 millones de euros (IVA incluido) para acometer la segunda fase de obras en el poblado de Inuesa, en Lloreda (Tremañes), y la primera fase de la actuación en Portuarios. Desde que se presupuestaron y concedieron 3,7 millones de euros a finales de 2012 para estrenar esta línea de ayudas en los bloques de Francisco Eiriz, en Jove, nunca se había previsto movilizar tantos recursos para remozar fachadas, mejorar el aislamiento térmico e instalar ascensores en los barrios.

La segunda fase de reformas en el poblado de Inuesa, para incorporar la envolvente diseñada por BAB Arquitectos y resolver los actuales problemas de eficiencia energética y accesibilidad, saldrá a licitación con un presupuesto base de 2.800.634 euros (IVA incluido) y se centrará en los bloques comunitarios 4, 5, 6 y 7. Porque así lo han decidido los vecinos beneficiarios, las ayudas se repartirán en dos anualidades, correspondientes a los años 2017 y 2018. También está previsto en relación con este proyecto, la contratación de una asistencia técnica para la dirección de obra. El precio de este contrato se estima en 59.000 euros, más de 12.390 euros de IVA.

Los edificios que van a ser rehabilitados en esta segunda tanda de obras tienen cuatro plantas de altura, al igual que los de la primera fase cuya ejecución aún no ha culminado por parte de la empresa Dragados. La constructora pidió recientemente una modificación del contrato de obras, por un importe de 121. 615 euros, que le fue concedida por un problema en la cimentación que afectaba a la instalación de los ascensores. Por tanto, la primera fase en Inuesa supondrá finalmente un desembolso para el Ayuntamiento de 2.146.187 euros. En Lloreda (Tremañes) quedarán pendientes de adjudicar por concurso público, para posteriores ejericicios presupuestarios otras dos fases de obras, que afectan a seis bloques en total.

En cuanto a la primera fase de las obras de Portuarios, a punto de salir también a licitación, se maneja desde el Ayuntamiento un presupuesto base de 2.730.130 euros (IVA incluido). Abarca los bloques A1, A2 y A3, que se corresponden con los portales 15 a 25 (impares) y 26 a 32 (pares). La rehabilitación de la comunidad de propietarios de Nuestra Señora del Carmen seguirá las pautas del diseño de Lumo Arquitectos, ‘También la lluvia’, que ganó el concurso de ideas. En el presupuesto presentado a la oposición para su negociación, el plan de obras de Portuarios no aparece. La alcaldesa Carmen Moriyón justificó esta ausencia por la existencia previa de un crédito de 1,5 millones de euros vinculado a esta operación.

Además de la planificación presupuestaria para adjudicar las obras en Tremañes y Portuarios, el gobierno local ha reservado también una partida de 163.000 euros para afrontar los proyectos de las reformas de barrios degradados en Contrueces y Monteana. La idea del equipo de gobierno de Foro es tramitar los concursos de ideas en lo que queda de año pagando a costa de este ejercico económico los premios de los diseños arquitectónicos y dejar para las cuentas de 2017 el abono de las redacciones de los proyectos.

Todas las previsiones para los barrios degradados del gobierno local, como es lógico, pueden venirse abajo si finalmente no se aprueba un proyecto de cuentas para 2017 y se repite el escenario de prórroga presupuestaria. En la propuesta que Foro ha entregado a los grupos está consignada la misma partida para continuar con las obras del poblado de Inuesa que para las fachadas del Muro (900.000 euros).

Temas