El Comercio

El detenido por agredir con un martillo a su pareja estaba en tratamiento psiquiátrico

La agresión se produjo en la calle de Luis Braille.
La agresión se produjo en la calle de Luis Braille. / PETEIRO
  • La víctima, de 65 años, se recupera de las lesiones en la cabeza en el Hospital de Jove, donde también está ingresado su compañero

El hombre que el viernes por la tarde agredió de forma brutal con un martillo y un punzón a su compañera sentimental en El Natahoyo lleva a tratamiento por una patología mental desde hace tiempo. A principio de esta misma semana había estado ingresado en el área de Psiquiatría de Jove por una alteración en su estado, antes de cometer, supuestamente, el ataque contra la mujer en el piso que ambos compartían en la calle Luis Braille. Anteayer, tras ser detenido por los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, regresó a ese servicio hospitalario, en esta ocasión, en calidad detenido por un delito de intento de homicidio.

En ese mismo centro sanitario se recupera la víctima, de 65 años, de las graves lesiones que presenta, principalmente, en la cabeza. El violento episodio tuvo lugar sobre las 15.30 horas del viernes. Los vecinos escucharon voces y gritos de auxilio procedente de la vivienda que compartía la pareja. La mujer consiguió escapar por la escalera, con el rostro cubierto de sangre.

Cuando los policías se personaron en el lugar, el presunto agresor no ofreció resistencia y se entregó. «Estaba fuera de sí y presenta un estado muy alterado, muy nervioso», relatan fuentes cercanas a la investigación.

Al parecer no es la primera vez que en el piso se viven episodios trágicos. Según apuntaron los vecinos, «hace varios años la madre de él se precipitó por la ventana a la calle». Aunque la pareja no era muy conocida en su calle y tampoco frecuentaba los establecimientos hosteleros de la zona, la agresión causó una gran impresión en el barrio, que ya hace cinco años había sufrido un episodio similar, aunque con peores consecuencias. En 2010, en la calle de Rosalía de Castro, una mujer de 60 años falleció a manos de su marido. El hombre, de 62, ocultó el cadáver de la víctima en el interior del canapé de una cama y huyó. Apareció ahorcado días después en Villablino (León).