El Comercio

Los partidos ven «precipitada» la propuesta de comprar Naval Gijón

Parte de los terrenos propiedad de la Autoridad Portuaria en el antiguo astillero.
Parte de los terrenos propiedad de la Autoridad Portuaria en el antiguo astillero. / D. ARIENZA
  • La mayoría de la oposición cree necesario un estudio más detenido sobre las implicaciones económicas que tendría la operación que plantea el PSOE

Ninguno la descarta, pero todos coinciden en que no es el momento. Los grupos de la oposición coincidieron ayer en calificar como «precipitada» la propuesta del PSOE de dedicar 5,4 millones de euros en los presupuestos de 2017 a la adquisición de los terrenos de Naval Gijón que la Autoridad Portuaria acaba de sacar a subasta. Esta iniciativa, en la que se plantea convertir este espacio en una extensión del Parque Científico y Tecnológico dedicada al sector de las energías renovables, forma parte de una batería de medidas que el grupo socialista considera «básicas» para negociar con ellos las cuentas municipales del próximo año.

El más crítico con la propuesta del PSOE fue el portavoz de Xixón Sí Puede, Mario Suárez del Fueyo, quien considera que los socialistas «actúan de bombero para apagar los fuegos que encendió la Autoridad Portuaria con sus años de despilfarro». El concejal señaló que, «igual que le ofreció al Ayuntamiento la compra de la Quinta de la Vega», la dirección del Puerto hizo llegar de manera indirecta a los diferentes grupos municipales la posibilidad de que fuera la ciudad quien se hiciera con los suelos del antiguo astillero «porque están intentando vender lo habido y por haber». El PSOE «recogió el guante» y Xixón Sí Puede considera «preocupante que quien creó la ruina de El Musel sea ahora el que haga propuestas para blanquear la mermada economía de la Autoridad Portuaria».

Mario Suárez asegura que su formación está «dispuesta a valorar» la posibilidad de que los terrenos pasen a ser de titularidad municipal, aunque añade que eso debe estudiarse «en el largo plazo, con un acuerdo de ciudad en el que se hable de cómo se financiaría y para qué serían esos terrenos». Su grupo es partidario de que este espacio se transforme en «un área para el disfrute de la ciudadanía, libre de la especulación». En cualquier caso, para los presupuestos de 2017 «nuestra prioridad es la aprobación de una renta básica municipal. Y en eso centraremos nuestros esfuerzos».

El PP tampoco rechaza «de mano» la posibilidad de que el Ayuntamiento se haga con este suelo, pero entiende que «la inversión de una cantidad tan importante se tiene que sustentar en un estudio más amplio, no en una mera idea en busca de un titular». Mariano Marín señala que la propuesta del PSOE «debería ir acompañada de mucha documentación: informes económicos, financieros... Algo serio donde se concreten el uso exacto que se le daría y los retornos que reportará a la ciudad».

Efectos colaterales

Aurelio Martín, portavoz de IU, recuerda que en el programa electoral de su formación se incluía ya el desarrollo de un espacio dedicado a las energías renovables y el mar en Naval Gijón. Pero aunque la idea del PSOE «no nos parece mal», admite tener «dudas sobre si debemos lanzarnos ahora a esa compra». Entre otros motivos, por los efectos colaterales que tendría desviar 5,4 millones del presupuesto a esta operación. «Habría que estudiar bien si nos obligaría a recurrir a un crédito, si afectaría al techo de gasto o si desequilibraría el resto de las cuentas». Añade que también habría que poner esta inversión «en relación con otras necesidades del Ayuntamiento, por ejemplo en materia social».

El concejal pide estudiar la adquisición del suelo «de forma prudente y con perspectiva» y pensar «si esta cuestión se debe tantear ahora o más adelante». Apunta la posibilidad de que la subasta de los terrenos quede desierta, pues ve difícil que nadie puje por ellos mientras no haya una aprobación definitiva del PGO. Esto podría suponer un abaratamiento del que podría aprovecharse la ciudad.

José Carlos Fernández Sarasola, de Ciudadanos, también pide analizar este asunto «con tranquilidad» y vería «precipitado» incluir la compra en los presupuestos de 2017. «Habrá que consensuarlo entre todos, escuchar a los vecinos, tener un PGO aprobado...». Recordó que el Ayuntamiento ya va a invertir dinero para ampliar el parque tecnológico en Cabueñes y en la Quinta La Vega.