El Comercio

Fallece un hombre de 70 años tras ser arrollado por un tren cerca del apeadero de Serín

  • Según explicaron fuentes de la Guardia Civil, los hechos tuvieron lugar a primera hora de la mañana de ayer, sobre las 7 horas

Un hombre de 70 años falleció ayer tras ser arrollado por un tren de Renfe en las proximidades del apeadero de Serín. La víctima, vecina de la misma parroquia, ya había sido atropellada por una locomotora el pasado mes de agosto en el mismo lugar, siniestro en el que sufrió la mutilación de una extremidad.

Según explicaron fuentes de la Guardia Civil, los hechos tuvieron lugar a primera hora de la mañana de ayer, sobre las 7 horas. El maquinista no pudo evitar atropellar al hombre, que irrumpió bruscamente en las vías en dirección a Madrid por las que circulaba el tren.

El cuerpo quedó atrapado debajo del convoy y pudo ser identificado por los agentes gracias a la documentación personal que se encontraron entre sus pertenencias. Las investigaciones corrieron a cargo de los agentes de la Policía Judicial de la comandancia de Gijón de la Guardia Civil. Los restos mortales fueron trasladados al Instituto Anatómico Forense para practicarle la autopsia.