El Comercio

José María Pérez.
José María Pérez. / J. PAÑEDA

El PSOE mantiene que «el momento de comprar Naval Gijón es ahora»

  • José María Pérez señala que convertir el astillero en un espacio de innovación para energías limpias solo será posible con el impulso público

«La oportunidad no la marcamos nosotros, sino quien saca a la venta los terrenos, que ya ha tomado una determinación al respecto. Y el momento es ahora». El portavoz socialista, José María Pérez, defendió ayer la propuesta de su grupo municipal para reservar 5,4 millones de euros en los presupuestos del Ayuntamiento del próximo año para la adquisición inmediata de los terrenos de Naval Gijón propiedad de la Autoridad Portuaria, que saldrán próximamente a subasta con la citada cantidad como precio mínimo de inicio. Frente a otros partidos que este mismo fin de semana calificaban esta apuesta como «precipitada», el concejal del PSOE argumenta que si el suelo fuera adquirido por un tercero sería más complicado convertir el antiguo astillero en un espacio dedicado a la tecnología, la innovación y las energías renovables, destino que venía recogido ya en los anteriores planes de ordenación «y que todos los grupos asumieron incorporar en el nuevo PGO sin que nadie lo cuestionara».

Pérez explica que «la mejor manera de garantizar» que estos terrenos se desarrollen «en un plazo rápido y cumpliendo los objetivos que nos hemos marcado en cuanto a la tipología de las empresas que se pueden instalar en ellos» es a través del impulso público. «No puedes obligar a un propietario privado a que tenga esa iniciativa ni determinar cómo debe gestionar su instalación. Y si entráramos en conflictos entre la administración y la propiedad, cabría el riesgo de que eso se quedara como está. Hacerlo así en Cabueñes habría supuesto que hoy no existiera el Parque Científico y Tecnológico, cuyo valor nadie discute», apunta. El portavoz socialista argumenta que los términos en los que el PGO describe los futuros usos de esta área «son muy generales», por lo que un comprador «podría decidir que vayan oficinas, sin más». En este sentido, el único modo de asegurar la presencia de empresas de base tecnológica, «aunque pueda haber socios privados», es «dar un papel protagonista a lo público».

El grupo socialista destaca que el precio con el que la Autoridad Portuaria pretende sacar a subasta este suelo equivale a 125 euros por metro cuadrado, «que es menos de lo que el Ayuntamiento pagó por los últimos terrenos adquiridos en Cabueñes». Advierte además de que un litigio sobre la propiedad de la finca que el Ayuntamiento pretende obtener de la Seguridad Social en el entorno del Parque Tecnológico no permita finalmente el crecimiento del parque empresarial en ese espacio, ante lo que «debemos empezar a organizar y preparar este otro».

Prepararse para el futuro

Sobre la necesidad de que la compra de Naval Gijón venga reflejada ya en las cuentas de 2017, Pérez destaca, además de los plazos marcados por la Autoridad Portuaria, la importancia de que «la ciudad empiece a trabajar y prepararse para un futuro que está más cercano de lo que este gobierno y sus socios se creen».

Según el PSOE, la adquisición de los 42.581 metros cuadrados que el Puerto posee en el antiguo astillero «sentarían un buen precedente» de cara a la posible compra de los 20.573 metros cuadrados restantes, que son propiedad de Pymar. Además de que el Ayuntamiento tendría una parte mayoritaria en el ente urbanístico encargado de desarrollar el plan especial para esta zona, el edil señala que «estaríamos fijando un determinado valor para el precio del metro cuadrado en este espacio», lo que serviría tanto de base para negociar con esa sociedad una operación amistosa o incluso para plantear una compra forzosa con un determinado coste.