El Comercio

Táctica Tic gana el primer premio de Greenweekend

Los tres galardonados del GreenWeekend.
Los tres galardonados del GreenWeekend. / PALOMA UCHA
  • La idea galardonada en la primera edición que se celebra en la ciudad plantea un sistema remoto de control de residuos

Son personas con ideas verdes y vienen con un único objetivo: demostrar su talento y llamar la atención de alguna empresa. Y éstas están deseosas de escucharlos. Así de sencillo, el Greenweekend, un espacio para dar a conocer y desarrollar infinidad de nuevos conceptos en materia de medio ambiente, tuvo lugar el pasado fin de semana en el Centro Municipal de Empresas del edificio Cristasa. Ayer se dieron a conocer los ganadores de este año en Asturias, donde tras dos días de intenso trabajo los emprendedores presentaron sus proyectos ante un jurado de expertos que eligió a los mejores entre las cinco ideas clasificadas el viernes.

No fue tarea fácil, pues los planteamientos mostrados en la primera edición que organiza Enviroo en la ciudad eran diversos y creativos, pero el galardón fue finalmente a parar a Táctica Tic. El proyecto, presentado por Isabel Santos López, consiste en un sistema de alerta de vertidos continuo y en tiempo real que permite a las empresas tener un control remoto de las aguas que vierten a ríos y a los mares. El proceso es simple: mediante sensores controlados de forma inalámbrica y con gestión de datos en la nube, la empresa es capaz de automatizar la medición y control de los vertidos de las empresas, evitando la contaminación de masas de agua y las multas derivadas que se podrían derivar de ello. Todo un acierto, dada la problemática constante de contaminación marítima en la actualidad.

El segundo clasificado fue Responsable-mente, un proyecto de Patricia Redondo que trata de acercar la responsabilidad social corporativa (RSC) a las empresas a través de buenas prácticas que tengan un impacto social y ambiental en el territorio asturiano. Su idea es utilizar una plataforma que pondrá en contacto a empresas que deseen apoyar acciones «responsables» con proyectos que se estén desarrollando en el territorio asturiano, permitiendo que tanto impulsores como beneficiarios sean locales.

En el tercer puesto quedó el trabajo de Isidro Molina, quien presentó al jurado su idea bajo el nombre de Kúbico. Su proyecto se basa en un sistema doméstico de vermicompostaje -compost a partir de lombrices- que permite transformar los desechos orgánicos generados en el hogar en un fertilizante natural a bajo coste.

Así pues, con éstas y otras grandes ideas se pone fin a unas jornadas de trabajo en las que hubo presentaciones, networking y talleres formativos a lo largo de todo el fin de semana, sin dejar en ningún momento de lado la motivación que ayudó a hacer más claro el mensaje de esta cita: «Impulsar el empleo verde en Gijón».