El Comercio

Gijón estrena carta de igualdad

Carmen Moriyón, en pie, presenta la Carta Local para la Igualdad de hombres y mujeres. Le acompañan, de izquierda a derecha, Sila Murillo, Felisa Soria, Ana García y Begoña Piñero.
Carmen Moriyón, en pie, presenta la Carta Local para la Igualdad de hombres y mujeres. Le acompañan, de izquierda a derecha, Sila Murillo, Felisa Soria, Ana García y Begoña Piñero. / PALOMA UCHA
  • La paridad en empresas municipales, el impulso a emprendedoras, la con ciliación y una escuela feminista, entre las principales medidas

Tras dos años de prórroga de su predecesora, publicada en 2010, y más de seis meses de intenso trabajo, la nueva Carta Local para la Igualdad de hombres y mujeres en el municipio de Gijón fue presentada ayer en el centro municipal de La Arena por la alcaldesa, Carmen Moriyón. El documento, «una hoja de ruta que recoge las actuaciones a desarrollar en los próximos años en pro de una sociedad basada en la igualdad y la no discriminación», será aprobada hoy por la Junta de Gobierno.

La carta recoge medidas en materia de empleo, educación y juventud, bienestar social, violencia de género y participación ciudadana para los próximos cuatro años. Entre las principales líneas de actuación destaca la enfocada a implantar los planes de igualdad en todas las empresas municipales. «Estamos analizando el diagnóstico efectuado por la Fundación Mujeres y la verdad es que los datos son demoledores, por ello vamos a trabajar duramente por mejorarlos. En materia de igualdad ahora mismo solo aprobaría Emulsa», reconoció la regidora.

También en materia de empleo se plantea la creación de una línea de ayudas para las empresas que realicen planes de igualdad, el establecimiento de créditos a bajo coste y subvenciones para ayudar las emprendedoras en sus inicios y la ampliación del programa 11x12 a distritos como Cabueñes y Vega-La Camocha.

En el ámbito del bienestar social y la salud, la carta recoge la creación de un Observatorio de la Pobreza, así como actuaciones dirigidas a combatir la discriminación múltiple que sufren mujeres discapacitadas, inmigrantes, de minorías étnicas, residentes en la zona rural y mayores. En educación destacan medidas como el diseño de una campaña en torno a los juguetes de Navidad y la creación de una escuela de feminismo para principiantes. Finalmente, en materia de violencia de género, se propone reforzar el Centro Asesor de la Mujer con la contratación de un abogado y un psicólogo, así como prestar especial atención a las mujeres discapacitadas.