El Comercio

40 niños nacen en Asturias cada año con una cardiopatía severa

Juana Jara, de Apaci (a la derecha) conversa con el gerente del Área V, Miguel Rodríguez, delante de la muestra 'Cremalleras'.
Juana Jara, de Apaci (a la derecha) conversa con el gerente del Área V, Miguel Rodríguez, delante de la muestra 'Cremalleras'. / PALOMA UCHA
  • Apaci, la asociación de familias con menores afectados con esta dolencia congénita, inaugura en Cabueñes la exposición 'Cremalleras'

Cuarenta niños nacen cada año en Asturias con una cardiopatía severa. Son pequeños que en ocasiones tienen que entrar a quirófano a los pocos meses o, incluso, semanas, de vida. Las historias de muchos de ellos se reflejan y se cuentan de manera gráfica en la exposición 'Cremalleras', que organiza la Asociación de Padres y Amigos de Cardiopatías Congénitas (APACI) por su décimo aniversario. La iniciativa, pionera en España, ha dado como fruto imágenes de gran belleza y expresividad, realizadas por los alumnos del segundo curso del módulo de Imagen del Centro de Imagen y Sonido de Langreo.

La muestra, que ya ha visitado otros espacios como el HUCA, en Oviedo, recaló en el Hospital de Cabueñes, en cuyo hall permanecerá toda la semana. Sonsoles Suárez Saavedra, pediatra especializada en cardiología infantil, se encontraba ayer entre los asistentes a la inauguración. También la presidenta de Apaci, Juana Jara, quien expuso la necesidad de contar con consultas para adultos afectados con cardiopatías congénitas, ya que «muchos de nuestros niños, afortunadamente, se nos han hecho mayores». Jara destacó también «la buena atención y trato» de la pediatra del hospital gijonés: «los padres están encantados, así que ponlo por favor», insistió. Las intervenciones de estos niños se practican en Madrid, en el Hospital La Paz, a donde la exposición 'Cremalleras' viajará en 2017.