El Comercio

El PP reclama más control del Ayuntamiento sobre los datos de contaminación

  • Recuerda que los análisis vienen del Principado y pide que la ordenanza del aire regule la ubicación de las estaciones y qué parámetros deben medir

El grupo municipal popular presentó ayer sus enmiendas a la nueva ordenanza de calidad del aire, que está en proceso de tramitación y cuya aprobación inicial por el Pleno está prevista para diciembre. Las propuestas del PP se centran en reclamar un mayor control del Ayuntamiento sobre la recogida y análisis de los datos de contaminación que registran las distintas estaciones de vigilancia repartidas por la ciudad.

Por un lado, pide que en el texto de la nueva norma municipal se regule tanto la ubicación de estas estaciones -recogiendo la posibilidad de contar con sensores móviles-, así como los contaminantes que deben medir. Con respecto a este último punto, la concejala Sofía Cosmen destacó que los únicos dos puntos donde se controla el nivel de partículas de menos de 2,5 micras (PM2,5), «los datos son elevados».

Por otra parte, el PP plantea que el Ayuntamiento «realice un análisis complementario» de los datos recogidos estas estaciones, para no depender únicamente de las comunicaciones que le lleguen del Principado. Recomienda utilizar para ello «técnicas de 'big data'». En opinión de Cosmen con el procedimiento actual, en el que la ciudad depende de la información que le traslade la administración regional, «el conocimiento sobre la contaminación en Gijón no radica en el Ayuntamiento».

Finalmente los populares proponen hacer hincapié en la información que se ofrece a los ciudadanos sobre los niveles de polución en cada momento. «Debe ser accesible y entendible».