El Comercio

Las restricciones para instalar mercadillos dependerán de la zona donde se ubiquen

Mercado Ecológico y Artesano de la plaza Mayor, uno de los doce garantizados por su «arraigo» entre la ciudadanía.
Mercado Ecológico y Artesano de la plaza Mayor, uno de los doce garantizados por su «arraigo» entre la ciudadanía. / CITOULA
  • En el centro de la ciudad solo se autorizarán en temporada alta los que tengan «arraigo» y en las parroquias los que estén vinculados a las fiestas

El gobierno municipal ha presentado una propuesta para modificar el protocolo que regula la instalación de mercadillos ocasionales -norma que no afecta al rastro dominical o el mercado de los viernes en La Camocha-. La proliferación de este tipo de eventos ha sido en los últimos meses objeto de crítica por parte de las asociaciones de comerciantes, que advierten de que en muchos casos estos mercadillos «no aportan nada innovador, pues ofrecen los mismos productos que se venden todo el año, colocándose además en los lugares públicos más céntricos y en las mejores épocas».

El gobierno coincide con estas asociaciones en la necesidad de «establecer normas más restrictivas» y ha planteado una modificación de la normativa actual que establece diferentes limitaciones a los mercadillos en función del lugar donde se ubiquen y la época del año en que se celebren. La Unión de Comerciantes ya ha presentado alegaciones a este primer borrador y el resto de miembros del consejo sectorial podrán hacer lo propio hasta el próximo lunes.

El nuevo protocolo divide Gijón en cinco zonas diferentes: la zona 1 coincide con el centro tradicional; la 2 engloba Cimadevilla y otros barrios limítrofes con el centro, como Poniente, Laviada y La Arena; la zona 3 se refiere al resto de áreas urbanas, más apartadas (Pumarín, El Llano, La Calzada, Montevil...); la zona 4 la conforman la red de museos y los parques públicos de la ciudad, y la zona 5 coincide con las parroquias rurales. Estos límites, en especial los correspondientes a las zonas 1, 2 y 3, no son definitivos, ya que a propuesta de la Unión de Comerciantes se adaptarán a la zonificación de Gijón que viene recogida en el Plan Local de Comercio de 2011, que tiene en cuenta «la densidad comercial de la ciudad en todos sus barrios».

Para cada zona se establecen dos temporadas: alta (Semana Santa, verano -del 1 de julio al 15 de septiembre- y Navidad -del 1 de diciembre al 7 de enero-) y baja. Los comerciantes piden que en la primera se especifique que la Semana Santa abarca «la semana completa» y que el periodo de verano comience el 15 de junio.

Finalmente se diferencian dos tipos de mercadillos. Del denominado 'grupo A' forman parte aquellos que «tienen arraigo municipal y gran aceptación de los ciudadanos». Son en total doce eventos, que incluyen ya la Feria del Libro que se celebrará por primera vez este verano en la calle Covadonga. En el 'grupo B' están el resto de mercadillos, cuya autorización podrá estar condicionada a que los productos a la venta sean de fabricación artesanal y que los puestos de alimentación no representen más de un 35% del total.

26 citas en casco urbano

La zona 1 será la más restrictiva para la instalación de mercadillos. En temporada alta solo podrán hacerlo los que formen parte del mencionado listado «y los autorizados por concesión administrativa». Fuera de esas fechas solo se podrá autorizar uno más, siempre «de promoción municipal».

En la zona 2 además de los que se consideran «arraigados» también se podrá celebrar un mercadillo «de promoción municipal» en temporada alta. El resto del año se autorizarán hasta 6 eventos -dos de promoción municipal, dos por una convocatoria a la que podrán concurrir las organizaciones comerciales interesadas y dos más para el fomento de acciones de desarrollo social que formen parte de convenios con el Ayuntamiento-, siempre que no coincidan dos de forma simultánea y duren menos de una semana. La zona 3 tiene las mismas limitaciones en temporada alta, pero en temporada baja solo admite cuatro mercadillos -dos por convocatoria y dos con fines sociales-.

En los museos y parques (zona 4) no se permitirán en temporada alta «eventos que lleven aparejada venta ambulante». Fuera de esas fechas se podrá autorizar un mercadillo al año en cada lugar, hasta un máximo de cinco. En eventos culturales o sociales solo se autorizará la venta ambulante de productos «relacionados directamente» con el acto, siempre que los puestos no superen el 20% del total de expositores presentes.

En zona rural solo podrá haber mercados con ocasión de las fiestas patronales, con productos «vinculados a la artesanía y la tradición asturianas».

Temas