El Comercio

Afronta nueve meses de cárcel por golpear a una perra que había adoptado

  • Según consta en el escrito redactado por el ministerio fiscal, la perra, de nombre 'Claire', «podría haber muerto por las lesiones sufridas de no haber sido atendida por el veterinario»

Un vecino de Pumarín se enfrenta a una condena de nueve meses de prisión por un presunto delito de maltrato animal. Se le acusa de haber agredido con objetos contundentes a una perra mestiza que había adoptado tres meses antes en el albergue de animales de Serín. El juicio está señalado para hoy en el Penal número 3. Según consta en el escrito redactado por el ministerio fiscal, la perra, de nombre 'Claire', «podría haber muerto por las lesiones sufridas de no haber sido atendida por el veterinario». Logró salvarse gracias a los vecinos y a los policías que acudieron a su auxilio, aunque murió a los pocos meses. «Los repetidos aullidos de dolor del animal y distintos ruidos que se escuchaban procedentes de la vivienda hicieron que los vecinos llamaran a la Policía Local el 1 de abril de 2015», señala la acusación. Los agentes se personaron en el piso del procesado y encontraron a una perra «con una serie de lesiones que le hubieran producido la muerte si no hubiese sido atendida rápidamente por un veterinario». 'Claire' fue tratada en una clínica, lograron recuperarla y pudo regresar al albergue de animales, si bien murió pocos meses después.