El Comercio

Matilde García Fernández.
Matilde García Fernández. / E. C.

La Asunción llora a la madre Matilde, «un ángel amable, servicial y alegre»

  • Falleció el pasado domingo a los 82 años tras más de seis décadas enfocada a la profesión religiosa y a la docencia

Matilde García Fernández, más conocida como madre Matilde, falleció el pasado domingo a los 82 años tras más de seis décadas enfocada a la profesión religiosa y a la docencia. La última institución a la que ofreció sus servicios fue a la Comunidad de Religiosas de la Asunción de Contrueces, aunque también se mostró muy activa con la labor docente del colegio de la Asunción, en el que pasó felizmente sus últimos años de vida.

Desde el centro han querido mostrar su cariño por madre Matilde, muy apreciada en todos los estamentos de la comunidad educativa y ampliamente valorada por su bondad y dedicación. «Para todos nosotros fue un regalo, un ángel, siempre con una palabra amable, servicial, alegre», destaca el colegio desde un comunicado emitido el lunes. La enfermedad que arrastró durante los últimos tiempos, según afirman, no impidió que volcase toda la dedicación a sus tareas como siempre hizo. «Su labor silenciosa y discreta, su constancia en el trabajo pese a los dolores y la enfermedad» se completaron en todo momento con una sonrisa y «una palabra de aliento para todos».

Entre sus amigos y conocidos también se repitieron, a través de las redes sociales, los pésames y las alabanzas hacia su persona, remarcando la felicidad y altruismo con los que madre Matilde concluyó su vida. «Ella ahora nos cuida y vela por nosotros junto a Lourdes. Ella nos quería muchísimo. Somos afortunados de tener en nuestras vidas a gente tan maravillosa como ella», concluyó el colegio. El funeral se ofició el lunes en la localidad segoviana de Riofrío, donde ya descansa.