El Comercio

Una draga ecológica retirará los lodos de los estanques de Isabel la Católica

Vista aérea de los estanques del parque de Isabel la Católica que serán dragados a partir de enero.
Vista aérea de los estanques del parque de Isabel la Católica que serán dragados a partir de enero. / E. C.
  • Los residuos extraídos se convertirán en compost, que se utilizará como fertilizante orgánico en las zonas verdes y masas forestales del concejo

Una draga ecológica o pontona flotante, dotada de bomba succionadora de fangos, será la maquina utilizada el próximo año para retirar los lodos de los dos estanques del parque de Isabel la Católica, acabar con los problemas de salubridad que originan y mejorar las condiciones hídricas de estas zonas húmedas.

La extracción de un volumen estimado de 4.241 metros cúbicos de residuos se llevará a cabo, de acuerdo con las previsiones municipales, entre enero y febrero, antes de la nidificación de las aves para no perturbar a las especies introducidas que habitan en el parque de forma habitual ni a las aves silvestres, principalmente las migratorias, que lo hacen de forma estacional.

La draga ecológica ofrece ventajas medioambientales respecto a la alternativa de la excavadora de brazo largo utilizada por ejemplo para la limpieza del anillo navegable del Piles, porque al ser una balsa flotante no afecta a los árboles del parque más próximos a los estanques ni requiere la reposición de zonas verdes . También evita el traslado de la avifauna durante las obras. No obstante, desde Parques y Jardines se prevé mover a las aves de la colección municipal del estanque pequeño al grande y viceversa mientras se realicen labores de dragado en un lago, ya que habrá que retirar el vallado eléctrico y no se quiere dejar de nuevo vía libre a las matanzas de las nutrias.

Estos datos figuran en el proyecto elaborado por la ingeniería Proyectastur que se adjunta con los pliegos de la salida a contratación de estas obras, publicada ayer en el BOPA con un presupuesto base de licitación de 447.578 euros (IVA incluido).

Con objeto de prevenir un indeseado drenaje de fondo de la capa de sellado de los fangos, en primer lugar se procederá al dragado del estanque pequeño, cortando previamente las entradas y salidas de agua del estanque. Tras su dragado, se comprobará que no haya existido una disminución del volumen de agua retenido en el estanque, pudiendo ser requerido un control de calidad.

Por petición del servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento, los residuos extraídos durante esta operación serán trasladados a una instalación de compostaje. La previsión del Ayuntamiento es obtener 1.090,29 metros cúbicos de compost, que serán utilizados como fertilizante orgánico en las zonas verdes y masas forestales del concejo.

Un estudio geotécnico y topográfico de los estanques, redactado por la empresa AIC en diciembre de 2015, indica en relación al análisis de estos lodos que «presentan una composición normal, con amplia diversidad materias suspendidas (materia orgánica, nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio y otros micronutrientes) y un 85% de agua. El autor del estudio concluye que no se han detectado contaminantes que impidan su utilización para el sector agrario o para su depósito en vertedero de tierras limpias.