El Comercio

La flota de artes menores pide un adelanto del cupo de merluza

La flota de artes menores del Cantábrico está a punto de agotar el cupo anual de merluza, de forma que está abocada a solicitar un adelanto de la cuota del próximo año para no perder la campaña de Navidad, periodo en el que tradicionalmente se consiguen los mejores precios para dicha especie.

Los adelantos de cuota son habitualmente admitidos tanto por la Administración española como por Europa, pero el problema que se plantea en este caso es que para 2017 existe una propuesta de reducción de las capturas de la llamada 'merluza sur', que afecta básicamente al Cantábrico-Noroeste, del 36%.

En esas condiciones, aunque el ajuste que se acuerde quedase en la mitad, como ahora ocurrió con el besugo y la barbada, los pescadores asturianos de bajura se encontrarían en 2017 con menos cuota anual, una parte ya consumida por el adelanto, y la perspectiva de agotar las posibilidades de pesca de merluza en pocos meses.

Aunque parte de la flota asturiana trabaja en Gran Sol, donde no habrá un ajuste tan drástico como el previsto en el Cantábrico, debe tenerse en cuenta que la merluza es la especie que más ingresos proporciona a la flota asturiana, de forma que cualquier recorte ocasiona un perjuicio relevante.