El Comercio

«No tuve intención de matar», alega el autor del crimen de Nuevo Roces

Miguel Ángel D. L., ayer, declarando por videoconferencia.
Miguel Ángel D. L., ayer, declarando por videoconferencia. / P. LORENZANA
  • Solicitó en el TSJA que se le reduzca la condena de 22 a 15 años de prisión al asegurar que no se ensañó. Andrés Bermejo murió de 28 puñaladas

El Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) acogió ayer la vista del recurso de apelación presentado por Miguel Ángel D. L., condenado a 22 años de prisión por el asesinato de Andrés Valdés Bermejo, ocurrido en una vivienda de Nuevo Roces en 2014. El procesado, a través de su abogado, solicita que se le reduzca la pena a 15 años de prisión al apuntar que no hubo ensañamiento, por lo que los hechos se considerarían homicidio y no asesinato. «No tuve intención de matar», dijo el condenado por videoconferencia haciendo uso del turno de su última palabra.

Pese a que alegan que no hubo ensañamiento, el cadáver de la víctima presentaba 28 heridas de arma blanca. La reducción de la condena ha sido rechazada por la fiscalía. La vista tuvo lugar ayer en la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

El letrado del procesado, Mario Blanco, considera que «no se desprende concurrencia de ensañamiento» por parte de su defendido ante unos hechos en los que no hubo intención de «alargar el sufrimiento». El informe médico de la autopsia recoge «que todas las heridas estaban en una zona muy localizada mientras que la sentencia refleja puñaladas en todo el cuerpo», comentó el letrado.

En opinión del ministerio fiscal, «no cabe posibilidad de una nueva valoración de la prueba» y remarcó que «no es cierta la manifestación del apelante de que todas las heridas recibidas por la víctima se concentraran en el tórax, ya que también existió un golpe en la cabeza con fractura craneal».

Miguel Ángel D. L. fue considerado culpable del delito de asesinato por los miembros del jurado popular durante el juicio celebrado en la Audiencia Provincial en junio.