El Comercio

El Ayuntamiento de Gijón recibe 2.973 solicitudes de ayudas a la pobreza energética

Carmen Moriyón y José María Pérez debaten durante el Pleno celebrado ayer.
Carmen Moriyón y José María Pérez debaten durante el Pleno celebrado ayer. / JOAQUÍN PAÑEDA
  • El Pleno municipal autorizó la contratación de nueve personas para atender las numerosas peticiones para el pago de la luz y el gas

El Pleno autorizó ayer a la Fundación Municipal de Servicios Sociales a dedicar 33.750 euros para la contratación temporal de nueve personas como consecuencia del elevado número de solicitudes de ayudas para el pago de la luz y el gas. Aunque en los tres primeros meses en los que estuvo abierta la convocatoria se recibieron 618 instancias, en el tramo final del plazo, cerrado el 31 de octubre, hubo una auténtica avalancha de peticiones que el Ayuntamiento debe tramitar ahora «antes de que finalice el año». En total, se registraron 2.973 solicitudes, de las que solo se han valorado un tercio. A 3 de noviembre 732 ya habían sido concedidas, 81 denegadas, 19 desistidas y para otras 49 se requirió documentación adicional.

Los trabajadores contratados para esta tarea concluyen ya su relación con Servicios Sociales, que necesita reforzarse durante el próximo mes y medio con cuatro trabajadores sociales (o técnicos de gestión o técnicos en integración social) y cuatro auxiliares administrativos. Para hacer frente a sus retribuciones ha sido necesario una modificación presupuestaria que ayer mismo pasó por la junta rectora de la fundación y, horas después, por el Pleno. Fue aprobada con el único voto favorable de Foro, PP y Ciudadanos. La izquierda optó por la abstención en rechazo a que los 33.750 se resten de la partida de ayuda a domicilio.

Xixón Sí Puede e IU criticaron además el perfil profesional solicitado, al tener un carácter más administrativo que de atención social. La concejala Ana Castaño, de IU, consideró que la voz de alarma que dio la oposición ante las pocas solicitudes recibidas en el primer tramo de la convocatoria «ayudó a darles difusión».

No fue la única modificación del presupuesto votada ayer. El Pleno aprobó destinar 870.000 euros del fondo de contingencia a Divertia para que haga frente a los pagos pendientes con proveedores. Votaron a favor todos los grupos salvo el PSOE, que se abstuvo. Ningún partido de la oposición escatimó críticas a la empresa municipal, pero coincidieron en que sus acreedores no tienen culpa ninguna. Otros 111.000 euros del fondo de contingencia irán al pago de indemnizaciones a los trabajadores de la extinta Escuela Universitaria de Relaciones Laborales, consecuencia de diversas sentencias a su favor.

Finalmente, se autorizó dedicar 5.260 euros al pago de facturas de 2014 y años anteriores, recibidas después del cierre de esos ejercicios. El PSOE llamó la atención sobre una correspondiente a la adquisición de «una tablet para cada miembro de la junta de gobierno. No decimos que no la necesiten, pero Foro llegó diciendo que iban a acabar con los teléfonos móviles para los concejales».

Cesión de locales públicos

Por otra parte, la Corporación aprobó de manera inicial, con el único voto en contra del PSOE, la ordenanza que regulará la cesión de locales municipales a las asociaciones y entidades sociales. También se dio cuenta de la aprobación definitiva de la ordenanza de transparencia, que entrará en vigor una vez sea publicada en el BOPA. Además se acordó, a propuesta de Xixón Sí Puede, que los convenios del Ayuntamiento con los clubes deportivos de la ciudad pasen a tener carácter plurianual, para garantizar su estabilidad económica y agilizar la percepción de ayudas en caso de prórrogas. Por una enmienda del PSOE, la medida se extenderá a los convenios con entidades sociales y culturales donde sea posible.

El Pleno aprobó nombrar como representante del Ayuntamiento en la Fundación Cajastur a la abogada Marta Rodil, designación que solo tuvo el apoyo de Foro y Xixón Sí Puede. El resto de grupos criticaron que el gobierno no les hubiera consultado antes de proponer su nombre.