El Comercio

La construcción reactiva más de una docena de solares en el centro

  • El mercado local oferta ya viviendas de lujo en primera línea de playa y en la calle Corrida por un precio de 4.300 euros el metro cuadrado

Superlujo en Ezcurdia , 16, en el martillo de Capua.
Superlujo en Ezcurdia , 16, en el martillo de Capua.

Solares residenciales que llevaban años congelados en el centro de la ciudad no paran de reactivarse en los últimos meses al calor del crecimiento de la demanda y de la apertura de la financiación bancaria a particulares (que no a los promotores). Las calles más céntricas de Gijón vuelven a contar con una cartera importante de proyectos en diferentes fases de tramitación en el Ayuntamiento que están empezando a animar poco a poco de nuevo el mercado local del ladrillo. Más de una docena de actuaciones, según ha podido confirmar EL COMERCIO.

Se trata en la mayoría de los casos de pequeñas promociones exclusivas por debajo de las veinte viviendas. Hay desde pisos de lujo en primera línea de playa y en la calle Corrida a proyectos más modestos que ofrecen el encanto de vivir en barrios residenciales y de efervescencia hostelera como el de El Carmen o de disfrutar de las vistas del cerro de Santa Catalina y el barrio de Cimavilla.

Por primera vez desde el estallido de la burbuja inmobiliaria, vuelven a ofertarse pisos nuevos en la ciudad de más de 600.000 euros, lo mismo que cuesta comprarse un chalé en una buena parcela en Somió. Y hay gente que está dispuesto a pagarlo. Así lo asegura Cristian G. Pastrana, del grupo inmobiliario El Sol, que comercializa una promoción de cinco viviendas de superlujo (un piso por planta) en el número 16 de la calle Ezcurdia, perteneciente al conjunto del martillo de Capua, con fachada principal asomada a San Lorenzo y fachada trasera que da a la Ciudadela.

El proyecto promovido por la firma Aspa Realty Investment y el promotor local Ricardo Amieva oferta pisos de más de 160 metros cuadrados de superficie útil con arquitecto a disposición del cliente y comodidades como domótica de última generación y control absoluto de la vivienda desde el móvil. En el semisótano, además, se construirá un gimnasio con sauna y baño turco para disfrute de los futuros compradores.

«El ladrillo vuelve a subir y la gente sabe que no va a encontrar un producto similar en primera línea de playa. No hay ahora mismo en sitios buenos del centro nada de segunda mano por menos de 400.000 euros para reformar», anota G. Pastrana.

El precio de 4.300 euros el metro cuadrado es la referencia en el nuevo edificio de Corrida número 61 que promueve Sercomet en el solar a cuyo bajo volverá la confitería La Playa cuando culminen las obras que ya están en marcha.

Otra operación residencial singular que empieza a tomar forma es una promoción de ocho viviendas en el número 18 de Honesto Batalón, en Cimavilla. El edificio era propiedad de José Fresno y ahora va retomarlo como promotor Altamira, la inmobiliaria del Banco Santander. El proyecto en fase ya de comercialización prevé la construcción de tres pisos por planta con vistas al Cerro con plazas de garaje y trasteros.

En El Carmen, la Agencia Álvarez ha adquirido dos solares que Promociones Cascos y Promociones Moro (calle El Carmen números 5 y 7, frente a la plaza de El Presi) llevaban años sin poder desarrollar y cuyas deudas estaban transferidas al 'banco malo'. Allí se proyecta ahora la construcción de doce viviendas con plazas de garaje. Esta misma empresa está a punto de obtener licencia de obra para desarrollar diez viviendas en el número 33 de la Merced, en el edificio de la imprenta La Versal, y proyecta además otra actuación residencial de otros doce pisos tras el derribo el número 15 de Donato Argüelles.

Antaeus XXI tiene pendiente de poner en marcha una promoción de once viviendas en el número 46 de la calle Begoña esquina con Munuza. También proyecta la construcción de una vivienda de lujo en el número 35 de Corrida, justo encima de la tienda de Bimba y Lola.

Desde el pasado mes de enero, la firma Asturyunque espera los permisos municipales para el recrecido del edificio de la Joyería Suiza (calle Asturias, 10) y desarrollar 18 viviendas en un antiguo solar de Solvia.

Inmoplam ha adquirido recientemente el solar del número 27 de la avenida de la Constitución, que pertenecía a Anida, la inmobiliaria del BBVA. Esta promotora local prevé empezar a construir allí el próximo año veintitrés viviendas de uno, dos y tres dormitorios. Vegalpa proyecta iniciar el próximo año otras diez viviendas en Ezcurdia números 7 y 9, enfrente del Colegio San Vicente de Paúl.

Marqués de Casa Valdés

Aspa Realty Investment, la firma que promueve las viviendas de lujo en Ezcurdia, también ha adquirido otro solar en Numa Guilhou, frente a El Candil, para iniciar en 2017 la construcción de ocho pisos. En fase de construcción están las veintitrés viviendas con 60 plazas de garaje en el arranque de Marqués Casa Valdés ('Casa Álvarez Mendoza') y las diez viviendas y seis plazas de garaje que promueve Vegalpa en el número 27 de Capua. Asimismo, están en obras dos joyas de la arquitectura modernista gijonesa: diez pisos en Corrida 1 que desarrolla Mayers y que se entregarán en marzo del próximo año; y las quince viviendas que promueve la sociedad Glezano en Corrida 8, en la reforma del edificio del Tívoli.

El propietario de Tablas, Jaime Fernández, también está construyendo media docena de apartamentos turísticos en un edificio de la calle Ventura Álvarez Sala, enfrente de la Antigua Pescadería.

Temas