El Comercio

Los vecinos de Poniente reclaman un uso mixto para los terrenos de Naval Gijón

  • «En los países nórdicos donde se han recuperado astilleros, y que toma como referencia el PSOE, hay aprovechamientos residenciales», sostienen

Los vecinos de la asociación Pando de Poniente se reafirman en que los terrenos de Naval Gijón deben ser destinados a un uso mixto, tras el emplazamiento del PSOE al gobierno local para que compre la parte del antiguo astillero que sacará a subasta la Autoridad Portuaria.

En opinión de los residentes en los edificios barco de la zona, esos terrenos deben ser «espacios abiertos y recuperados para los vecinos» que combinen «empresas renovables y tecnológicas punteras que creen empleo sin olvidar el uso residencial». A través de un comunicado, el colectivo que preside Javier Palacio reivindica un uso mixto que recuerda que fue defendido inicialmente por los redactores del PGO y el equipo de gobierno de Foro. Pero, sobre todo, que «es coincidente con otros planes de recuperación de espacios industriales de otros lugares, como los países nórdicos a los que el PSOE alude, pero obviando el uso residencial que sí existe en esos enclaves de forma lógica y normal».

«Defendemos ese uso mixto porque no tenemos ninguna influencia o interés político como hacen otros», remarcan los vecinos de Pando, que ponen de relieve que «en la City de Londres, Malmoe y Gotemburgo en Suecia, todas han contemplado el uso empresarial y residencial». «Solo vemos la realidad y la experiencia de otros lugares en beneficio de los vecinos de Gijón», sostienen.

Entre los argumentos para la inclusión de aprovechamientos residenciales en Naval Gijón esgrimen que «la ciudad tiene que crecer hacia dentro y en el antiguo astillero tiene las dotaciones para ese uso mixto las cuales pueden ser mejoradas, mientras que hacer vivienda en las afueras es tener que crear gasto en hacer infraestructura y dotaciones que no existen y que luego hay que mantener vía impuestos».

Otra de las claves que apuntan estos vecinos para rechazar el uso exclusivo industrial que defienden el PSOE y el resto de grupos de la izquierda gijonesa es que «solo fijar un parque tecnológico no crea todo el dinamismo que esa zona necesita». Al contrario aducen el que tendría con un uso residencial complementario al fijar vecinos en la zona, lo que a su juicio daría una mayor revitalización de la población residente y del comercio.

Los vecinos de Poniente también rechazan la sugerencia del presidente de la asociación vecinal de El Natahoyo, Álvaro Tuero, para que esos terrenos puedan configurarse como un segundo recinto ferial. «Pedir otro es desconocer el que ya existe en Gijón y las grandes posibilidades que éste tiene para la organización de eventos como la Feria de Muestras o Metrópoli».

Insisten en que dejar el uso residencial en los terrenos del plan de vías y prohibirlo a cien metros en el solar de Naval «solo es entendible desde intereses políticos y de proteger otras cuestiones que se nos escapan».

Basculación del centro

Basándose en la previsión que apuntan los urbanistas de que el centro de la ciudad va a bascular en el futuro para esa zona piden «amplias miras a largo plazo» y buscar el «consenso» en torno a la idea de compactar la ciudad hacia el centro, mejorar las dotaciones e infraestructuras ya realizadas y hacer una ciudad más sostenible y de mayor calidad.

«Nosotros siempre hemos sido claros. Excluir el uso residencial en Naval Gijón solo obedece a unos conflictos laborales que ocurrieron y creer que contemplar el uso residencial sería especulativo es no decir la verdad, porque las administraciones tienen las herramientas necesarias para regular», concluyen estos vecinos, que aseguran que se han documentado sobre esta materia en charlas de urbanismo, hablando con expertos y estudiando muchos modelos que han transformado lugares industriales en nuevas zonas que han contribuido a relanzar sus ciudades.

Temas