El Comercio

El PGO facilitará la actividad de Arcelor y excluirá el uso residencial en Naval Gijón

El PGO facilitará la actividad de Arcelor y           excluirá el uso residencial en Naval Gijón
  • El equipo redactor delega en los grupos la decisión política para salvaguardar la industria

  • Gobierno local y oposición consensuarán la respuesta a las alegaciones de los 20 asuntos urbanísticos más delicados, de un total de 1.426 escritos presentados

El gobierno local de Foro ha iniciado el periodo de debate y negociación con los grupos de la oposición para hacer una criba de las 1.426 alegaciones recibidas, algunas de las cuales, de ser aceptadas, pueden introducir cambios sustanciales en la revisión del Plan General de Ordenación (PGO). Después de la Comisión de Urbanismo celebrada ayer el equipo de gobierno entregó a cada grupo un borrador del informe de alegaciones elaborado por el equipo redactor del Plan que servirá de base para intentar consensuar una postura política común que afecta a una veintena de actuaciones urbanísticas. Las más delicadas que se recogen en el documento para cuya respuesta los técnicos y juristas coordinados por el arquitecto Emilio Ariznavarreta dejan al criterio de la Corporación local.

Operaciones que dividen a la ciudadanía en este momento como los usos de la parcela de Naval Gijón o el futuro de las instalaciones industriales anexas (el Tallerón de Duro Felguera y el astillero en activo Armón) están a la cabeza de la lista de asuntos sujetos a decisión política.

También quiere cerrar Foro acuerdos con el resto de grupos políticos para certificar la supervivencia del urbanizable de Cabueñes con su vial estructurante o para dar respuesta a la reivindicación vecinal en La Providencia para unificar criterios de ordenación y homologar el tratamiento de la costa en esa zona (normas autonómicas como el POLA y el PESC definen unos límites, pero hay sentencias judiciales que han dado la razón a algunos propietarios modificando esa franja litoral en forma de dientes de sierra).

Los seis grupos de la Corporación también tendrán que confluir en relación con el proyecto de playa verde en el entorno del edificio del Rick's y el Sanatorio Marítimo y la propuesta de parque empresarial libre de industrias contaminantes para Mina La Camocha. El entendimiento entre los grupos políticos también será necesario para despejar el futuro del barrio de El Muselín y responder a las quejas de Arcelor en sus alegaciones por la inclusión de parte de sus terrenos reservados para ampliaciones en zonas ambientalmente protegidas.

El equipo redactor del Plan General ha organizado los 1.426 escritos que ha recibido el Ayuntamiento de colectivos, empresas y particulares en cuatro grandes bloques: ámbito rural, ámbito urbano, cuestiones normativas y cuestiones de decisión política (DP). En este último apartado figuran la mayoría de desarrollos urbanísticos donde colisionan intereses contrapuestos de los alegantes y aquellos que desde hace años son identificados como los puntos calientes del urbanismo gijonés y que han sido referidos con anterioridad.

En cuanto a la parcela de Naval Gijón los futuros usos están ya sentenciados por pura aritmética política y excluirán la construcción de pisos en el antiguo astillero. Se mantendrá lo que se recoge en la ficha urbanística que se modificó en febrero justo antes de la celebración del Pleno de aprobación inicial. Solo se admitirán los servicios terciarios, comercial y dotacional en ese espacio industrialmente desmantelado donde actualmente, cada verano, se viene celebrando la Semana Negra.

El gobierno local de Foro mantendrá su rechazo al aprovechamiento residencial en aras al consenso y ahí se encontrará con las tesis que mantienen también los tres grupos de la izquierda: Xixón Sí Puede, PSOE e IU. Solo PP y Ciudadanos defienden a día de hoy los usos mixtos que a través de sus alegaciones también ha defendido la Asociación de Vecinos Pando de Poniente.

En relación con los terrenos de Naval Gijón también presentaron alegaciones el Grupo Pymar (Pequeños y Medianos Astilleros Sociedad de Reconversión, S. A.), en su caso para reclamar que se permitiera edificar pisos en los terrenos de su propiedad en esa franja litoral de El Natahoyo. La Autoridad Portuaria de Gijón también defendió la inclusión de los usos residenciales para mejorar sus expectativas de venta de su suelo en esa parcela que ya tiene decidido sacar a subasta por 5,4 millones de euros. Sobre la reciente propuesta del PSOE para que sea el Ayuntamiento el que adquiera esos terrenos, la alcaldesa Carmen Moriyón aseguró ayer que la decisión al respecto se pospondrá hasta la próxima primavera cuando Intervención cuantifique el remanente de Tesorería disponible.

El Plan General, porque así es la voluntad mayoritaria de los seis grupos de la Corporación, facilitará la actividad productiva y no pondrá ninguna traba a las necesidades de expansión de las principales industrias asentadas en el concejo. Y eso incluye a ArcelorMittal y a toda la industria enclavada a pie de mar en El Natahoyo: el Tallerón y Armón.

La siderúrgica presentó varias alegaciones al PGO, cuyo estudio corresponde ahora a los grupos políticos, en las que advertía de que la calificación que se da a parte de sus terrenos comprometía el futuro de la compañía en Gijón. Sus críticas se centraban en la desclasificación de 633.000 metros cuadrados de su propiedad en la zona rural gijonesa que constaban como suelo industrial en el Plan de 1999 - normativa vigente tras la anulación de los dos posteriores- y en la delimitación de las denominadas áreas ambientalmente protegidas (áreas de regeneración basadas en la plantación forestal). En ese sentido, en principio la multinacional podrá crecer dentro de sus terrenos sin cortapisas, pero sí que deberá invertir en mejoras ambientales en el perímetro de su factoría gijonesa.