El Comercio

Moriyón afirma que «estaba cantada» la multa de Bruselas por la depuración

vídeo

Moriyón y Arrieta visitaron ayer el Comité Anti-Sida de Asturias. / JOAQUÍN PAÑEDA

  • Xixón Sí Puede calcula que la sanción de la UE podría elevarse a 150 millones por la devolución de los fondos europeos y los intereses

A la alcaldesa no le ha sorprendido que la Comisión Europea (CE) solicite la imposición de una multa a España por incumplir las normas comunitarias en materia de recogida y tratamiento de aguas residuales en 17 núcleos urbanos. Entre ellos, Gijón. «Estaba cantado que podría pasar», sentenció ayer Carmen Moriyón en referencia a los vertidos sin tratar de 90.000 vecinos de la zona Este que se evacúan a diario al mar por el emisario de Peñarrubia. Un sanción «previsible» que ascendería a 46,5 millones de euros.

Moriyón se preguntó «si a alguien le coge por sorpresa» este anuncio de Bruselas. Asimismo, advirtió de que esta sanción podría repercutir en las subvenciones europeas que recibe Gijón. También señaló que no se han producido avances en la sentencia que obliga a declarar ilegal la depuradora del Este. Y no se mostró optimista en que haya noticias en un corto plazo, debido a que el nuevo Gobierno ha tomado posesión hace escasas fechas. Tampoco fue inesperada para Xixón Sí Puede la resolución de la CE de pedir al Tribunal de Justicia de la Unión Europea que sancione a España por el deficiente tratamiento de sus aguas. De hecho, el concejal David Alonso recordó que lo había avanzado el 15 de septiembre tras la reunión celebrada entre representantes del Ministerio de Medio Ambiente, Ayuntamiento y Principado.

«Ya que no nos llega información clara de lo que sucede, el próximo 29 de noviembre iremos a Bruselas para enterarnos exactamente de lo que está pasando», indicó el edil de Xixón Sí Puede. Alonso manifestó su decisión de «acudir a la fuente» para conocer los detalles de la multa, que podría incrementarse hasta los 150 millones de euros. «El 80% de lo que costó la depuradora -unos 29 millones de euros del total de 36,5- fue financiado con fondos europeos y eso lo van a retrotraer, por lo que el Estado español tendrá que devolver esos fondos, con los intereses de demora, para una instalación que no han llegado a entrar en funcionamiento», reprochó.

Así, a la sanción habría que añadir, al menos, la infraestructura gijonesa «y probablemente otras instalaciones en situaciones parecidas en el resto del territorio». El edil de la formación morada pidió a Medio Ambiente «que deje de decir medias verdades y de ocultar información; que reconozca que estamos contaminando la zona Este de la ciudad, y que proponga una solución inmediatamente». El remedio que ha puesto sobre la mesa Xixón Sí Puede es el que ya ha asumido el Ayuntamiento: «Volver a instalar los equipos de desengrasado y desarenado, que paliaría la situación en un porcentaje mucho mayor de lo que el ministerio mantiene».

36 millones «a la basura»

Para Ciudadanos, «la única solución a día de hoy viable y factible es la entrada en funcionamiento de la depuradora del Este. Su portavoz, José Carlos Fernández Sarasola, incidió en que «si la justicia no permite el funcionamiento de la depuradora no solo habremos tirado a la basura los 36 millones de euros gastados en esta infraestructura sino que tendremos el problema de tener que hacer otra estación depuradora». Además, coincidió con Moriyón y Alonso en que esta posible multa entraba dentro de lo previsible. «No creemos que a nadie le haya cogido por sorpresa», declaró.

Temas