El Comercio

El Ayuntamiento desestimó las alegaciones presentadas por la insolvencia de la firma

El Ayuntamiento remitió, hace menos de un mes, su respuesta a las alegaciones presentadas por los pequeños propietarios de la Ería del Piles. Tres vecinos, entre los que se encuentra su portavoz, Julio Quirós, apuntaron defectos en la tramitación del Plan Especial de Reforma Interior para la unidad de actuación 100 (PERI 100). Anomalías relacionadas con «la insolvencia de la promotora». A su juicio, la firma constructora no reunía las condiciones exigidas desde el punto de vista económico para llevar a cabo el proyecto propuesto. El Ayuntamiento consideró que esta afirmación carecía de toda justificación «en cuanto no se dice el porqué de la misma».

Asimismo, los responsables municipales recordaron a los vecinos que «el acuerdo de aprobación inicial del PERI 100 incluye la garantía legal» prevista en el Reglamento de Ordenación del Territorio y Urbanismo del Principado (ROTU). Y, por tanto, la exigencia de presentar una fianza de 93.000 euros (el 6% del coste de ejecución material de la urbanización) «como paso previo a la publicación del acuerdo de su aprobación definitiva».

Una cantidad que, a juicio de Quirós, «no cubre absolutamente nada», pues solo el coste la urbanización suma un millón y medio de euros. Las edificaciones previstas por Astur Promotora en la Ería del Piles son de tres plantas tras haber suprimido la torre de 40 metros del proyecto en 2013, ideada como aparthotel.

El plan especial permite todos los usos terciarios posibles e incluye un aparcamiento en rotación para unas 500 plazas en una segunda planta subterránea. La propuesta también integra espacios hoteleros y de oficinas y una sala de fiestas. El proyecto se completa con nuevos viales, una rotonda, zonas verdes y espacios libres.