El Comercio

Espicha de la promoción de 1971 de los Jesuitas

Los asistentes posan para la foto de familia.
Los asistentes posan para la foto de familia. / PAÑEDA
  • Entre los asistentes se encontraban el catedrático Ramón Alvargonzález y el abogado Antonio Sarasúa

Un accidente doméstico les dejó sin la misa habitual. Su sacerdote de cabecera, el padre Rafael Romero, no pudo desplazarse desde Coruña. Sin embargo, los alumnos de la promoción de 1971 del Colegio de la Inmaculada de Gijón sí celebraron su cita anual. Cuarenta y siete de ellos participaron en la espicha organizada en el Llagar Viñao. Entre los asistentes se encontraban el catedrático Ramón Alvargonzález y el abogado Antonio Sarasúa.