El Comercio

Los vecinos de la Ería del Piles confían en que un nuevo inversor rehabilite la zona

Proyecto de 2010 del complejo comercial y lúdico ideado por Astur Promotora en la Ería del Piles. El aparthotel, una torre de 40 metros, fue eliminada del diseño en 2013.
Proyecto de 2010 del complejo comercial y lúdico ideado por Astur Promotora en la Ería del Piles. El aparthotel, una torre de 40 metros, fue eliminada del diseño en 2013. / E. C.
  • Tras la entrada en concurso de acreedores de Astur Promotora, esperan que «aparezca un comprador que desarrolle este ámbito»

La entrada en concurso de acreedores de Astur Promotora no ha resultado una sorpresa para los pequeños propietarios de la Ería del Piles. «Llevamos cinco años diciendo que esta empresa tiene una deuda importantísima. Lo asombroso es que el Ayuntamiento siguiera permitiendo ese desarrollo urbanístico», aseguró ayer el portavoz de estos vecinos, Julio Quirós. En concreto, la compañía adeuda 102 millones de euros a diferentes acreedores, entre los que figuran tanto entidades bancarias como particulares. Precisamente, fue Ignacio Blanco Urizar, el abogado del propietario de un terreno en esa zona, quien solicitó al juzgado la apertura del proceso concursal.

Los pequeños propietarios que conservan sus fincas en la Ería del Piles están expectantes ante las actuaciones que llevará a cabo la persona designada como administrador concursal. En cualquier caso, esperan que, ahora que han quedado de manifiesto las dificultades económicas de Astur Promotora, se resuelva la situación. Es decir, que se ejecute una actuación urbanística en una zona que presenta un aspecto degradado. «Cabe pensar que si no aparece un inversor se paralice el proyecto mucho tiempo, pero vamos a ser optimistas y a esperar que alguien lo desarrolle», señaló.

Permuta de suelo

El procedimiento concursal se inició a instancia de un afectado, que «permutó unos terrenos en El Rinconín y no le pagaron», explicó Blanco Urizar. Según el letrado, Astur Promotora pagó al propietario una parte del dinero comprometido en 2008, pero el resto del montante quedó pendiente. El abogado ya solicitó en septiembre de 2015, ante uno de los juzgados de lo Mercantil de Oviedo, la puesta en marcha del concurso necesario de acreedores.

«La vista se fijó para diciembre del año pasado. Tratamos de negociar para que pagaran, pero no tenían intención», aseguró. Después de la recopilación de numerosas pruebas, la vista quedó señalada para este mes. Dos días antes, Astur Promotora pidió el concurso voluntario, extremo que la ley impide al estar en tramitación uno necesario, apuntó el abogado.

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), conocido popularmente como banco 'malo', y el SabadellHerrero son dos de acreedores a los que Astur Promotora adeuda mayores cantidades de dinero. En concreto, 23 millones de euros a la Sareb -que compró los préstamos concedidos por Liberbank- y 21 a la segunda entidad. En total, la cantidad que debe a los bancos suma 66 millones. Además de con particulares, la constructora también tiene contraída una deuda con la Agencia Tributaria, que asciende a tres millones.

Por su parte, el arquitecto Antonio Fernández Morán recibió la noticia del concurso de acreedores como un jarro de agua fría. El responsable técnico del proyecto ideado por Astur Promotora para la Ería del Piles tildó de «inexplicable» el proceso vivido durante más de una década. Tiempo en el que la empresa ha tenido que hacer frente a todo tipo de obstáculos para seguir adelante con un proyecto que podría quedar en el aire.

No obstante, el arquitecto espera que este nuevo revés no suponga su paralización. «No creo que el administrador paralice la actuación que está en desarrollo», indicó. Los promotores preveían que, de no encontrarse más trabas administrativas, las obras en la Ería del Piles podrían iniciarse en otoño de 2017.