El Comercio

Desestimado el recurso contra el contrato de las luces de Navidad en Gijón

Primeros arcos de Navidad de este año instalados por Gijón.
Primeros arcos de Navidad de este año instalados por Gijón. / P. Citoula
  • La compañía Germán Vizcaíno había argumentado, entre otros motivos, que en la oferta de la adjudicataria, Blachere Iluminación, no se incluían los precios unitarios de cada uno de los motivos decorativos que proponía colocar en la ciudad

El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales ha desestimado el recurso que había presentado la empresa Germán Vizcaíno S.L. contra la adjudicación del contrato para instalar las luces de Navidad de Gijón a Blachere Iluminación. La compañía asturiana había argumentado, entre otros motivos, que en la oferta de la adjudicataria no se incluían los precios unitarios de cada uno de los motivos decorativos que proponía colocar en la ciudad algo que, según esta empresa, "impide justificar su oferta económica" de forma adecuada. También advirtió de que en la propuesta de Blachere faltaba "una previsión expresa relativa a la instalación de motivos tridimensionales o con volúmenes en al menos dos avenidas".

El Ayuntamiento, como órgano de contratación, señaló que únicamente había que especificar los precios unitarios en el apartado de "mejoras" ofrecidas por cada licitador sobre el proyecto mínimo exigido y añadió que Blachere sí aportó esos precios. Con respecto a la instalación de objetos tridimensionales, explicó que en ningún momento se exigía indicar en qué plazas o avenidas se iban a instalar. "Los trascendente es que la oferta contenga esos elementos en número suficiente para decorar al menos dos plazas y dos avenidas", indicaba el informe presentado al tribunal de recursos para justificar la adjudicación. El documento añadía que la propuesta de la empresa ganadora incluía, entre otros elementos, un árbol gigante en 3D y seis esferas doradas con volumen, "elementos óptimos para ser colocados en cualquiera de las avenidas y plazas de la lista a definir por la Unión de Comerciantes".

El TACRC admite que la redacción de las bases del concurso daba lugar a equívocos sobre si era necesario o no presentar los precios unitarios y pide evitar esta situación "en contrataciones futuras". No obstante, considera que este motivo "no ha afectado a potenciales licitadores, pues no puede colegirse que por hacer una u otra interpretación se hayan retraído de acudir a la licitación". Desestima por ello este primer motivo de alegación. En lo que respecta al segundo, coincide con el Ayuntamiento en que los pliegos en ningún momento dan a entender que fuera necesario especificar la ubicación de los elementos tridimensionales.

El tribunal levanta finalmente la suspensión que existía sobre este expediente de contratación, aunque no impone sanción alguna a la empresa recurrente al entender que en ningún caso actuó con mala fe. Germán Vizcaíno se ha hecho cargo de la iluminación navideña de Gijón los cinco últimos años. La instalación de los arcos, que llegarán a más de un centenar de calles, comenzó hace semanas pese al recurso presentado contra la adjudicación.

Temas