El Comercio

Gijón al Norte fraccionará la parcela más grande del 'solarón' para facilitar su venta

  • Volverá a tasar los terrenos, pero cree que la primera subasta fracasó no tanto por el precio de licitación, sino por el tamaño de los lotes

La parcela edificable más grande de las dos del 'solarón' salidas a subasta la pasada primavera sin recibir ninguna oferta será fraccionada. La sociedad Gijón al Norte ha tomado buena nota de las recomendaciones que le han llegado desde el sector inmobiliario y considera ahora que la subasta quedó desierta no tanto por el elevado precio de salida conjunto de la licitación (70,5 millones de euros), sino por el excesivo tamaño de los lotes de suelo. Un tamaño que ahora se quiere corregir y adaptar a la capacidad del mercado con una subdivisión.

Para facilitar la venta de esos terrenos, que es necesaria para que la sociedad empiece a generar ingresos para costear la estación intermodal y el soterramiento ferroviario, tiene decidida la partición de la parcela denominada H1. Se trata del solar más cercano a la iglesia de San José y al barrio del Carmen, que en marzo salió a licitación por un precio unitario de salida de 41,8 millones de euros. Coincide con el suelo donde ahora se están instalando la pista de patinaje sobre hielo y la rampa para descenso en trineo, las atracciones navideñas que el año pasado estaban en El Bibio.

Según las previsiones edificatorias del plan de vías vigente redactado por Jerónimo Junquera y Javier Fombella, en la parcela H1 se desarrollará una calle bulevar con una sobrecubierta de cristal que unirá los cuatro bloques residenciales previstos, todos ellos de cinco alturas. Bajo rasante se permiten aparcamientos, servicios comunitarios y superficie comercial ligada a los locales de planta baja.

El presidente de la Cámara de Comercio de Gijón, Félix Baragaño, fue el primero que defendió públicamente la necesidad de trocear las parcelas en venta. Fue el pasado mes de marzo, a los pocos días de salir los terrenos al mercado. Baragaño opinó entonces que la subasta de Gijón al Norte, tal y como estaba planteada, cortaba la posibilidad de competencia en esta licitación. «¿Cuántas empresas constructoras pueden optar hoy en día a pagar por una sola parcela 30 ó 40 millones ?», se preguntaba el responsable cameral.

Además, iba un paso más allá y afirmaba que para favorecer la economía local y regional, fomentando la aparición de UTEs autóctonas, era importante que salieran a la venta tantas parcelas como edificios se fueran a construir. En principio, parece que éste no es el planteamiento que tiene en mente la sociedad de integración ferroviaria creada en 2002.

La patronal asturiana de la construcción, la CAC-Asprocon, también expuso por activa y por pasiva que la subasta del 'solarón' estaba condenada al fracaso de antemano. Su director general, Daniel García-Balbín, llegó a decir que «si tuviera que apostar mi dinero me lo jugaría a que la licitación quedará desierta en mayo». Y así fue, según promotores y constructores locales, porque el precio de salida «fue absolutamente alocado, disparatado y completamente fuera de la realidad del mercado». CAC-Asprocon criticó desde el primer momento que la subasta de Gijón al Norte se basaba en una tasación «hinchada» y que excedía las posibilidades financieras de un sector, que dentro y fuera de Asturias, quedó muy debilitado por efecto de la crisis y que afronta nuevos proyectos con cuentagotas. Las asociación de promotores y constructores, de hecho, dio a entender que la licitación acotaba el perfil de los potenciales compradores de esos solares a fondos de inversión de capital extranjero y a grandes inversores inmobiliarios de ámbito nacional e internacional.

Desde la sociedad ferroviaria se considera que la tasación de la sociedad estatal Segipsa que se tomó como referencia para fijar el precio de salida de venta de las parcelas no ofrece un reflejo distorsionado de la realidad. Gijón al Norte también apoyó su licitación en un estudio de la oferta de vivienda nueva en venta del área central de Asturias, elaborado en mayo de 2015 por Sogepsa. Además, tiene hecha una estimación en la que las alrededor de 400 viviendas que se prevé construir en esta primera fase del 'solarón' no superarían los 3.200 euros por metro cuadrado (el coste de la plaza de garaje iría aparte). Precios nada descabellados en un momento en que se vuelve a reactivar la construcción en el centro de la ciudad y se conoce que en la calle Corrida, en el edificio de la confitería de La Playa, y en un inmueble del martillo de Capua se pide 4.300 euros por metro cuadrado en promociones desprovistas de garaje propio.

Desde que quedó desierta la licitación de las parcelas, la sociedad gestora ha seguido haciendo tasaciones y seguimiento de la evolución de los precios en el entorno de los terrenos del plan de vías. Los planes de fraccionamiento de los terrenos del 'solarón' en principio no afectarían a la parcela H2, la más próxima al Museo del Ferrocarril, que salió a la venta en la fallida licitación por un importe de 28,6 millones y que incluye el edificio hito 'Campanile' de veinte pisos.

Los cambios en los pliegos para fijar los criterios de una posible segunda licitación deben pasar por el filtro del consejo de administración de Gijón al Norte, que no se reúne en la ciudad desde el 31 de marzo. En aquella ocasión su presidente, el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, aseguró a los consejeros que había «más de 30 solicitudes de interés». En mayo, al cerrarse el plazo para recibir ofertas, la realidad fue otra bien distinta.

Retraso en la urbanización

La ausencia de compradores para las dos parcelas edificables tendrá como efecto colateral el retraso de la puesta en marcha del proyecto de urbanización, presupuestado en 2,9 millones de euros, para reordenar el ámbito delimitado por las calles Sanz Crespo, Dionisio Fernández-Nespral Aza, Pintor Mariano Moré, El Carmen, la plaza de la Estación de Langreo, Pedro Duro y la plaza de El Humedal.

El consejero de Xixón Sí Puede en Gijón al Norte, David Alonso, ya ha anunciado que esta semana solicitará formalmente la convocatoria del consejo de la entidad, solo o conjuntamente con los de Foro y PSOE, para conocer, entre otras cuestiones, la fórmula que se va a seguir para que las parcelas del 'solarón' alcancen un precio razonable y atractivo para encontrar compradores.