El Comercio

El gobierno local pondrá en marcha una renta social municipal con 3,6 millones

  • Las nuevas ayudas, que complementarán el salario social regional, permiten aprobar las cuentas de Servicios Sociales con la abstención de la izquierda

El gobierno local de Foro desbloqueó ayer el presupuesto de la Fundación Municipal de Servicios Sociales a la segunda gracias al compromiso recogido en esas cuentas de poner en marcha en 2017, con una dotación de 3,6 millones de euros, una nueva línea de ayudas que complementará los ingresos de los perceptores del salario social del Principado. Un nuevo programa denominado temporalmente renta social municipal que va en la línea, aunque con una partida presupuestaria más modesta, de las peticiones que habían formulado Xixón Sí Puede e IU para darle un giro social al proyecto de presupuestos municipales que será aprobado hoy en la reunión de la junta de gobierno. La marca local de Podemos reclamaba un proyecto piloto de salario social municipal e IU una tarjeta solidaria como la que hay en Barcelona.

La secuencia de los hechos fue la siguiente. La junta rectora extraordinaria de la Fundación Municipal de Servicios Sociales aprobó sus cuentas para 2017. Los votos a favor de Foro y PP fueron suficientes para sacar adelante un presupuesto final de 19.545.200 euros, por el cambio de voto del no a la abstención de los tres grupos de la izquierda: IU, Xixón Sí Puede y PSOE. Este cambio de postura fue posible al incrementar el gobierno local en 2,4 millones la partida destinada a ayudas destinadas a las familias más desfavorecidas del municipio. En concreto, la subida presupuestaria se realizará en el programa de inclusión para que pueda tener respaldo financiero la nueva línea de ayudas, esto es, la nueva renta social municipal.

Las ediles Estefanía Puente (Xixón Sí Puede) y Ana Castaño (IU) explicaron en una rueda de prensa conjunta que en total serán 3,6 millones de euros (los 2,4 millones de aumento más los que se extraen de refundir otras prestaciones) los que se destinen a una línea de ayudas que agilicen y complementen las actuales. Ambas concejalas destacaron que lo importante no es la nomenclatura que se le dé, sino que haya ayudas que cubran las necesidades básicas de las personas, también en cuestiones como la necesidad de reparar o comprar un electrodoméstico o cubrir gastos de ortopedia y gafas.

Puente y Castaño valoraron la inclusión de esta nueva línea de ayudas como «un gesto, un paso y un avance» que abre el camino para darle un nuevo impulso a las ayudas sociales en la ciudad, si bien ambas también consideraron «claramente insuficiente» los 3,6 millones presupuestados. Ellas defienden que harían falta entre 6 y 8 millones en una ciudad donde hay más de 5.000 personas perceptoras del salario social regional.

La interventora municipal advirtió que con este aumento presupuestario el Ayuntamiento está al límite de la superación del techo de gasto.

PSOE y Ciudadanos

Desde el PSOE, su concejal José Ramón García valoró que el presupuesto en Servicios Sociales aumente, si bien opinó que «las personas que peor lo están pasando necesitan soluciones claras y no castillos en el aire», en referencia a la partida para la renta municipal.

Ciudadanos, que también se abstuvo, criticó que «se destinan nada menos que 3,6 millones de euros a una nueva renta social municipal sin haber concretado aspectos básicos como las condiciones que deben reunir sus beneficiarios o su compatibilidad con el salario social».

Temas