El Comercio

Servicios Sociales analiza el marco jurídico para articular la renta social municipal

  • Estudiará hasta final de año ayudas similares que existen en otras ciudades como La Coruña para no perjudicar a perceptores del salario social regional

La Fundación Municipal de Servicios Sociales está ya analizando el marco jurídico para ver cómo puede articular la nueva renta social municipal que, con una dotación presupuestaria de 3,6 millones de euros, se pondrá en marcha en 2017. La fundación que preside la concejala de Bienestar Social, Eva Illán, se da de plazo hasta finales de año para estudiar ayudas similares que existen en otras ciudades españolas como La Coruña para no perjudicar a los perceptores del salario social del Principado. En la capital gallega precisamente existen incompatibilidad entre los dos tipos de subsidios.

En la comparecencia de Eva Illán en la junta rectora en que se anunció el nuevo programa de ayudas a los grupos de la oposición solo les quedó claro es que se elimina la partida de ayudas de emergencia y se mete el dinero previsto bajo esta nueva denominación, ya que no hay nada aún definido sobre su destino.

Las críticas a esta nueva renta municipal, que realmente solo ha contentado a Xixón Sí Puede e IU, continuaron ayer, tras las de PSOE y Ciudadanos, con las del portavoz del PP, Mariano Marín. Éste opinó que la llamada renta social «es una propuesta genérica y ambigua en la que cabe todo». «Está totalmente indeterminada e incluso podría ser incompatible con la percepción del salario social autonómico, con lo que cabe la posibilidad de que se genere el efecto contrario al que se quiere conseguir», advirtió. «Nosotros creemos que la mejor política social es el empleo y no subsidiar», argumentó Marín, quien cree que «probablemente está renta social al final quedará en nada, un mero brindis al sol».

En la lectura que hace el PP «ayer (por anteayer) el desbloqueo efectuado del presupuesto de la fundación -gracias a la abstención de la izquierda- únicamente implicó que haya más presupuesto para Servicios Sociales, dotarla bien de mano económicamente. Luego ya se replanteará el gasto concreto».