El Comercio

El camping de Deva invertirá un millón en bungalós, pistas deportivas y accesibilidad

El camping de Deva invertirá un millón en bungalós, pistas deportivas y accesibilidad
  • Reformará los baños y habilitará un gimnasio y un pabellón infantil con comedor. La mayor parte de las mejoras estarán listas en 2019

Más de un millón de euros para la mayor y más integral reforma de la historia del camping municipal de Deva. De aquí a cinco años, dispondrá de un baño de invierno, un nuevo área de autocaravanas con lavadero, cuatro pistas polideportivas, un pabellón infantil con comedor, doce nuevos bungalós -dos de ellos adaptados-, una piscina accesible, un comedor común cubierto para campistas, un gimnasio y una zona para mascotas. También contará con una zona de 'glamping' con una decena de tiendas ya montadas y con todas las comodidades.

Después de que la junta de gobierno ratificase el pasado martes que Tony Amieva seguirá al menos dos décadas más al frente del equipamiento turístico gijonés, EL COMERCIO revela cuáles son los planes de futuro del empresario asturiano. A la decena de actuaciones obligatorias para hacerse con la concesión, que deberán ejecutarse en un plazo de dos años, se suman otras 24, propuestas por el gerente de Camping Deva S. L. El plazo de ejecución de estas últimas se prolongará hasta los siete años, aunque la gran mayoría estarán listas para la temporada de 2019.

Entre las actuaciones más urgentes se encuentran la reparación general de canalones y bajantes de los edificios del camping y la renovación de los soportales perimetrales, con una inversión de 40.500 y 47.000 euros, respectivamente. En los próximos meses también se instalará un nuevo sistema de depuración del agua de las piscinas por valor de 85.600 euros. De la misma forma, a lo largo de este invierno se acometerán obras por valor de 29.400 euros para mejorar la accesibilidad del equipamiento, como rampas y accesos más anchos. Además, Amieva planea construir un nuevo depósito de abastecimiento de agua en la parte alta del camping, así como el traslado a la misma zona de la entrada de aguas desde la red pública. Para estas obras se estima un coste de 75.000 euros.

Aseos individuales

La última condición para hacerse con la concesión era renovar los aseos. «Reformar los baños rojo y verde para dejarlos como el azul sería tener tres baños sin la calidad necesaria en un camping de primera, así que decidimos dar un paso más allá y hacer una reforma integral del aseo principal, donde crearemos un espacio reducido llamado baño de invierno, con calefacción. Asimismo, sanearemos interiormente los otros dos aseos», explica el empresario. También planea crear cabinas sanitarias individuales para que los clientes que así lo prefieran puedan disponer de su propio aseo completo. Las obras se llevarán a cabo durante los meses de invierno para que los remozados baños estén disponibles para la temporada de 2017 e incluyen la instalación de una ducha de agua caliente para perros en el exterior del aseo principal.

Si para cumplir con las mejoras obligatorias el gerente del camping pretende gastar 400.000 euros -más IVA-, son más de 640.000 los que destinará a conseguir «un espacio que apuesta por la sostenibilidad, la accesibilidad y la diversidad de servicios». Para conseguirlo, plantea 24 actuaciones que van desde la construcción de un pabellón en el que los más pequeños puedan celebrar sus fiestas sin molestar al resto de campistas -42.000 euros, listo en verano de 2017- a la instalación de un ordenador con impresora en la recepción para uso de los clientes -800 euros-.

Entre las mejoras más demandadas por los campistas están la creación de un nuevo área para autocaravanas a la entrada del equipamiento. Estará en 2019. Junto a la misma se instalará también una máquina de lavado por valor de 9.500 euros. También hace años que los campistas piden disponer de un comedor común, que se instalará en uno de los edificios ubicados en el lado izquierdo del pasillo central. Otro de ellos acogerá un pequeño gimnasio. Ambos servicios estarán disponibles en «tres o cuatro años».

Reforma del restaurante

La reforma del restaurante, que se llevará a cabo en tres fases hasta 2019, será una de las más costosas, con un presupuesto de 58.400 euros. Algo menos, 51.500 euros, invertirá el empresario en renovar, en la primavera de 2017, las pistas polideportivas, a las que dotará de suelo de hormigón pulido y pintado con 'slurry', nuevo mobiliario y cubierta en uno de los casos. Un año después se iniciarán las obras, por valor de 36.000 euros, para crear dos nuevas pistas de pádel.

Entre 242.000 y 352.000 euros pretende gastar Amieva para ampliar los bungalós del camping. Los doce primeros, dos de ellos adaptados, los adquirirá entre 2017 y 2018, y los restantes en «cinco o seis años. La idea es desestacionalizar la temporada turística, para lo que el bungaló es el producto ideal», explica.

Mucho más económicas serán la instalación de una plataforma para hacer accesible una de las piscinas del camping por 8.800 euros y la creación de una zona de esparcimiento para perros, por 400. Ambas mejoras estarán disponibles de cara a la temporada 2018.

Otras actuaciones serán la redistribución del terreno de acampada, con menos parcelas de más tamaño, por 7.100 euros; la mejora en los controles de acceso, por 17.000 euros; la ampliación del chiringuito, ya en marcha, por 9.000 euros; la construcción de vestuarios con duchas en la zona de las piscinas, por 12.950 euros; la renovación de la flota de vehículos, por 22.000 euros, y la creación de una zona de compostaje cuyo abono se utilizará en las propias zonas verdes del cámping, por 2.800 euros.

Temas