El Comercio

Sorprendido cuando robaba en una cafetería en Montevil

Pasamontañas confeccionado con una manga de un jersey y guantes empleados para, supuestamente, cometer los robos.
Pasamontañas confeccionado con una manga de un jersey y guantes empleados para, supuestamente, cometer los robos. / E. C.
  • El individuo, de 31 años y vecino de Monteana, llevaba un pasamontañas hecho con una manga de jersey y portaba una tapa de alcantarilla

Un vecino de Monteana de 31 años fue sorprendido in fraganti por la Policía cuando fracturaba con una tapa de alcantarilla la luna de una cafetería de la calle de Les Cigarreres, en Montevil. El autor ocultaba su rostro con un pasamontañas que había confeccionado con la manga de un jersey de punto, a la que había hecho dos agujeros para poder ver y a la que había cosido un extremo para sujetarla en la cabeza.

El robo con fuerza se produjo a las 5.15 de la madrugada del sábado. A esa hora los agentes de la Policía Nacional acudían a la llamada de unos vecinos que alertaban de la presencia de un individuo encapuchado que estaba golpeando el cristal de la puerta de una cafetería, presuntamente, para robar en el interior. «A su llegada, los agentes observan cómo el hombre tira la tapa de alcantarilla y trata de salir huyendo», explicaron fuentes de la Comisaría.

Una vez interceptado, comprobaron que trataba de ocultarse «con una especie de pasamontañas» y que también llevaba puestos guantes. «Tenía cortes en las manos por haberse lesionado en la perpetración de robos anteriores», explicaron las fuerzas de seguridad.

Tenía vigente una búsqueda del grupo primero de la Policía Judicial por considerarle autor del robo en cinco vehículos aparcados en Contrueces y Montevil. «Pruebas de esos asaltos habían sido sus rastros de sangre en los cristales fracturados», a lo que se suma que le fueron intervenidos los efectos que habían sido sustraídos en los turismos.

Contaba con trece arrestos anteriores, cinco de ellos este mismo año por delitos contra el patrimonio. Desde el Cuerpo Nacional de Policía constatan que se ha producido un repunte de robos en vehículos en el último año, «por lo que se han incrementado los esfuerzos policiales para prevención en las zonas más afectadas». Gracias a estos dispositivos especiales, han sido detenidas en los tres últimos meses diez personas especializadas en este tipo de delitos, todas ellas con historiales de antecedentes a sus espaldas.