El Comercio

Cascos: «Asturias lleva años en un doloroso proceso de decadencia»

Francisco Álvarez-Cascos, durante la presentación.
Francisco Álvarez-Cascos, durante la presentación. / NEWS PHOTOPRESS
  • Destaca que si a nivel estatal rigiera la misma norma que para elegir alcalde, se habría evitado el año de interinidad del Gobierno de Rajoy

La presentación de Carmen Moriyón corrió a cargo de Francisco Álvarez-Cascos, quien la definió como «una asturiana hija de su tiempo y de su tierra, que encarna los valores de cambio, proximidad y esfuerzo que aspira a representar Foro». Destacó cómo en 2011, «siendo una prestigiosa médica con plaza en propiedad», la regidora «sintió desde el minuto uno la llamada del cambio, sumándose a un movimiento cívico de rebeldía democrática que se anticipó a la crisis de los grandes partidos».

El secretario general de Foro atribuyó el nacimiento de su partido al principio de la mecánica que establece que por cada acción hay una reacción similar en sentido contrario. Y explicó que en ese caso la acción fue que «los asturianos llevamos años protagonizando un doloroso proceso de decadencia, que es sin duda el más agudo de España». Frente a «quienes proclaman que Asturias está enganchada a la recuperación», Álvarez-Cascos ofreció «cinco datos incontestables que muestran cómo nuestro país lleva años alejándose progresivamente del conjunto de España, en un proceso galopante de divergencia». El primer medidor es el PIB. «Entre 2012 y 2016 el crecimiento acumulado en Asturias fue de 2,4 puntos, cuando en ese periodo España creció 6 puntos, casi el triple», indicó. También puso en contraste el mismo dato con Andalucía, «otra comunidad con gobierno socialista». Allí el crecimiento fue de 5,3 puntos, «más del doble» que en el Principado. En lo que respecta al desempleo, señaló que mientras España logró reducir el paro en un 32,57% en los cuatro últimos años, en Asturias el descenso fue del 18,2%, «apenas la mitad». En el mismo periodo Andalucía lo rebajó un 30%, una cifra más próxima a la media estatal.

La tercera variable es la demográfica. Cascos apuntó que entre 2000 y 2016 la población española creció un 14,75%. Sin embargo, en Asturias cayó un 2,58%, que representa «el peor dato nacional y uno de los peores de Europa». El segundo mayor descenso, en Castilla y León, es tan solo del 0,73%. Los salarios también ofrecen datos negativos. Según el INE, entre 2008 y 2014 en la región se redujeron un 3,8%, frente al 0,7% de la media nacional. A todos estos problemas sumó «la presión fiscal, donde nos mantenemos a la cabeza como consecuencia de los tipos de los impuestos de sucesiones, hidrocarburos, transmisiones patrimoniales y el recargo del IRPF».

En referencia a las 'smart cities', consideró que «la superior inteligencia de las ciudades viene de antiguo y aventajan en sabiduría a las naciones». Puso como ejemplo las normas que rigen para la elección de alcaldes o la aprobación de presupuestos locales. «Los recientes acontecimientos en España o los que sufrimos algunos en 2012 no podrían suceder en un ayuntamiento».