El Comercio

Moriyón reclama al ministro de Fomento un «plan financiero» para la estación intermodal

fotogalería

Carmen Moriyón, durante su intervención en el Foro de la Nueva Ciudad, de Nueva Economía Fórum, dedicado ayer al desarrollo de Gijón como 'ciudad inteligente'. / NEWS PHOTOPRESS

  • Confía en que Gijón al Norte pueda reunirse «como muy tarde en enero» y critica el «injusto» trato de favor al puerto de Vigo frente a El Musel

«En cuanto el ministro pueda recibirnos, lo que le pediremos es un plan financiero para el plan de vías, como el que hay en otros lugares». Carmen Moriyón tiene claros los deberes que la ciudad va a poner al hasta hace tres semanas alcalde de Santander y ahora titular de Fomento, Íñigo de la Serna. Pese a asumir que el último mandato «fue muy complicado para España y para el Gobierno» por la situación económica del país, ayer advirtió de que Gijón «no puede seguir esperando» por el desarrollo del ansiado proyecto de integración del ferrocarril. El gobierno municipal confía en poder celebrar cuanto antes un encuentro al máximo nivel ministerial en el que reclamará pasos inmediatos en el proyecto con la esperanza de que las grúas puedan empezar a trabajar no más tarde de 2018.

La alcaldesa de Gijón fue ayer la protagonista del Foro de la Nueva Ciudad, un ciclo de conferencias organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum que reúne en cada una de sus citas a más de un centenar de representantes políticos, empresariales y sociales y que en esta ocasión estuvo centrado en el desarrollo de Gijón como 'smart city' o 'ciudad inteligente'. Durante su intervención, la regidora hizo un repaso por el pasado y el presente de la villa desde el punto de vista social y económico, pero también puso sobre la mesa los principales retos de futuro. Entre ellos citó como «cuestión primordial» la ejecución del plan de vías.

«Debemos sentarnos a hablar y ver qué vamos a hacer». Moriyón reiteró que «la venta de parcelas del 'solarón' no es suficiente» para costear la construcción de la esperada estación intermodal y por ello el Ayuntamiento pone sobre la mesa dos opciones para poder contratar cuanto antes los trabajos. La primera, que el Ministerio de Fomento corra con todo el gasto. La segunda, que ejerza de avalista para la operación, lo que permitiría a Gijón al Norte sacar las obras a licitación independientemente del tiempo que tarden en venderse los terrenos. El Ayuntamiento también pedirá a De la Serna que su departamento se haga cargo de la redacción del proyecto y los costes que acarree.

«Esperamos desbloquear el proyecto con el nuevo ministro», apuntó la regidora, quien destacó la «buena relación» que tuvo con respecto a este asunto con la anterior titular de Fomento, Ana Pastor, «con quien conseguimos una vieja aspiración, que era acercar la futura estación lo máximo posible al centro de la ciudad. Ahora ese proyecto debe retomarse». La ahora presidenta del Congreso de los Diputados tenía previsto acudir ayer a la conferencia de Moriyón, aunque excusó su ausencia a última hora por el fallecimiento de la senadora y exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

Para dar una idea a los presentes de las carencias de Gijón en materia de comunicaciones terrestres y de la urgencia del plan de vías, la alcaldesa recordó que «ni siquiera tenemos estación de autobuses, sino una parada con la que ALSA hace milagros». Añadió, con respecto a la alta velocidad, que su gobierno «seguirá reivindicando el AVE y no trenes rápidos de segunda».

El Musel

«Los sobrecostes lastran la competitividad del puerto»

El futuro de El Musel frente a la pujanza de otros puertos cercanos fue uno de los asuntos a los que la regidora debió responder a preguntas de los asistentes al Foro de la Nueva Ciudad. «Aunque al presidente de la Autoridad Portuaria no le gusta que diga que el puerto está intervenido, sí está sujeto a un plan económico. Los sobrecostes pesan y además en la Audiencia Nacional está dirimiéndose un expediente de la oficina europea antifraude. Todo esto es obvio que lastra la competitividad del puerto», anotó. Dicho esto, abogó por «colaborar con Puertos del Estado para que El Musel funcione y no siga perdiendo cosas». Puso como ejemplo de esto último lo ocurrido con la autopista del mar entre Gijón y Nantes, un asunto en el que «el Gobierno está favoreciendo injustamente al puerto de Vigo». Esa conexión marítima, aseguró, «es un proyecto europeo que no solo es importante para Gijón y Asturias, sino para todo el Norte».

Por otra parte, durante su intervención la alcaldesa se mostró partidaria de potenciar la colaboración entre Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco para crear un frente común de presión ante la primacía que se da en las políticas estatales a Madrid y el eje Mediterráneo. «Hemos trasladado el minifundismo a la política, con demasiadas lindes y fronteras. Hay que empezar a pensar en términos de cornisa cantábrica. Tenemos muchas similitudes y en algún momento tendremos que compartir propuestas estratégicas y sacar a relucir el Norte para salir del olvido». Consideró que para lograrlo hay que empezar a dar pequeños pasos y puso como ejemplo el reciente convenio en materia de promoción cultural firmado entre Gijón, Santander y Bilbao. Añadió que esta compenetración «tendría que vincularse de forma obligada a la revitalización del eje atlántico Oporto-Burdeos, verdadera línea de fuerza a la que debemos acogernos».

Boicot a Israel

«Ni voté a favor ni aplicaré esas medidas de exclusión»

Fueron varios los asuntos locales que despertaron el interés de los presentes en el acto. El presidente de la comunidad judía de Madrid, David Hatchwell, se interesó por el acuerdo plenario a favor de la campaña internacional de boicot a Israel. «¿Su imagen de 'smart city' significa excluir a empresas como Apple, Google o Microsoft, que investigan y producen en ese país?», preguntó. Moriyón recordó que aunque esa propuesta fue aprobada por los votos de los tres grupos de izquierdas, «Foro no votó a favor y mientras yo sea alcaldesa no aplicaremos ninguna medida de exclusión. El acuerdo no se ejecutará ni en el Ayuntamiento ni en las empresas municipales».

La alcaldesa también respondió a cuestiones sobre las limitaciones impuestas a las administraciones locales a través de la regla de gasto -«nos parece injusto que a los Ayuntamientos, que somos los que más cumplimos, se nos castigue encorsetándonos así»- y sobre el proyecto del área metropolitana -«empezó mal, porque este tipo de cuestiones no se pueden imponer. Los ayuntamientos debemos sentarnos a hablar de igual a igual con el Principado, y eso aún no se ha producido»-.