El Comercio

«Trabajamos para que esta vez el PGO no nazca desde el enfrentamiento»

La situación del urbanismo gijonés también fue objeto de atención de la intervención de la alcaldesa. Cuestionada sobre cuál era su modelo de ciudad, señaló que es «el que quieren y han decidido los gijoneses», a lo que añadió que «han tenido mucho tiempo para decidirlo, porque dos anulaciones del plan general suponen unos cuantos años para que los ciudadanos puedan discutir sobre las cuestiones fundamentales de esta ordenación».

Aseguró que desde que se conoció la segunda anulación, poco después de su llegada a la Alcaldía, «tuvimos muy claro que un plan general no puede hacerse desde el enfrentamiento con una parte de los gijoneses, y en ese momento toda la zona rural estaba en contra de ese documento y no se la escuchó». Cuando se iniciaron los trabajos para la redacción de un nuevo planeamiento urbanístico «nos sentamos, valoramos lo que había y construimos sobre lo construido, pero resolviendo esas diferencias. Aunque después lo pueda tumbar de nuevo cualquier tribunal, porque este tipo de planes son muy complejos, trabajamos para que no nazca desde el enfrentamiento». Fruto de ello, concluyó, es que en su aprobación inicial el documento contó con el apoyo de cinco de los seis grupos municipales que forman parte de la Corporación municipal.

Universidad Laboral

A raíz de una pregunta sobre los usos de la Universidad Laboral, ante la que recordó que «quien decide lo que se hace con esas instalaciones es el Principado», Moriyón reiteró la «continua disposición del Ayuntamiento a colaborar en la revitalización de esa zona». Puso como ejemplo las negociaciones con el Gobierno regional para intentar recuperar las instalaciones deportivas ubicadas en su entorno. En los presupuestos municipales de 2017 se reservan 300.000 euros para iniciar su reforma.