El Comercio

La Casa Rosada.
La Casa Rosada.

Nueve servicios se mudarán en 2018

  • Llevar la Casa de las Mujeres a la Rosada provocará un efectó dominó de traslados

  • El inicio de la operación estará condicionado a la conclusión de las obras de reforma de los juzgados de Poniente, que durarán año y medio

Moriyón ya ha encajado todas las piezas. Su compromiso de ofrecer una nueva sede para la Casa de Encuentro de las Mujeres y el descontento de algunos empleados públicos con su lugar de trabajo ha derivado en el diseño de un programa de traslado de dependencias que se hará efectivo en 2018 y conllevará la reubicación de nueve servicios.

El primer movimiento debe darse en Poniente. El Principado ya ha adjudicado, con un plazo de ejecución de 18 meses, las obras para convertir los antiguos juzgados de Juan Carlos I en una gran sede administrativa en la que centralizará siete servicios de competencia autonómica actualmente dispersos por la ciudad. Uno de ellos es la oficina del ente tributario regional, que ahora ocupa dos plantas de la antigua sede de Hacienda en la calle de Anselmo Cifuentes, junto a la plaza de Europa. Cuando el servicio se mude a Poniente este espacio quedará libre y el Ayuntamiento ya ha iniciado contactos con el Ministerio de Hacienda para que le permita utilizarlo en las mismas condiciones con las que lo hace el Principado.

El Catastro seguirá ocupando el segundo piso. Y en las plantas baja y primera se instalarán los servicios de Urbanismo, «que no están contentos en la Casa Rosada y a los que nunca les gustó ese edificio». Les acompañarán los trabajadores de TeCrea, cuya sede de la calle Trinidad, a la que se mudaron hace tan solo siete meses, tampoco «reúne las condiciones» necesarias para la atención al público.

El edificio que dejará libre TeCrea será el destino de los trabajadores de Informática, ahora ubicados en el número 9 de la plaza Mayor. Este servicio ha recibido muchas quejas de los vecinos por el ruido que generan sus grandes equipos de procesamiento de datos, que irán a un local de El Natahoyo. Los despachos pasarán a tener un uso más silencioso por parte de los servicios de Patrimonio y Contratación, que se mudarán desde el Edificio Pelayo -en la plaza Mayor, frente a la Casa Consistorial-. Estos, a su vez, dejarán su sitio libre para los trabajadores de Mantenimiento, Obras Públicas y Parques y Jardines, que se irán de la Casa Rosada.

Más espacio para Igualdad

El edificio construido en 1949 como Hogar Maternal e Infantil albergará la Casa de Encuentro de Mujeres, donde habrá más espacio para las asociaciones de mujeres, «sobre todo las de mujeres jóvenes», y también para la Oficina de Políticas de Igualdad, que crecerá con la incorporación de otra abogada para casos de violencia de género y de una psicóloga.

Temas