El Comercio

«Es un día para pasarlo muy bien y rememorar viejos tiempos»

Las antiguas alumnas del Patronato de San José, antes de comenzar su comida anual.
Las antiguas alumnas del Patronato de San José, antes de comenzar su comida anual. / AURELIO FLÓREZ
  • Antiguas alumnas del Patronato San José celebraron su comida anual mientras Laviada, El Llano y Tremañes homenajearon a sus mayores

Las fechas especiales hay que celebrarlas. Con más razón si solo se hace una vez al año. Reunirse con el grupo de amigos, antiguos alumnos o vecinos del barrio para compartir alegría, música, fiesta e historias resulta tentador y así se hizo en la tarde de ayer en Gijón. Es el caso de las antiguas alumnas del Patronato San José, quienes celebraron, en el restaurante El Faro del Piles, su tradicional comida. «Todos los años coincide con el último sábado de noviembre», apuntó su organizadora, Ana Parajón, quien recordó que «este encuentro se lleva festejando desde el año 1989 y es un día único». Y es que la jornada sirvió para pasar un agradable rato y recordar viejos tiempos.

Fueron cincuenta alumnas procedentes de distintos puntos de la península las que se acercaron a la cita. «Este año fallaron unas catorce personas», lamentó Parajón. La edad y las circunstancias vitales a veces hacen imposible que todas ellas se reúnan. Por ello, el próximo año tienen en mente «homenajear a la más mayor», Ana Barreda, por estar siempre «al pie del cañón y no faltar nunca». Así, con música y con baile terminaron la tarde entre risas y recuerdos.

Las notas musicales también estuvieron presentes en la comida de fraternidad que organizó la asociación de vecinos Fumeru de El Llano en el restaurante Savannah. Más de cien personas acudieron a la cita en la que se homenajeó a la socia más veterana, en este caso, Purificación Villar. La presidenta de la asociación, Carmen Duarte, agradeció «su fidelidad durante más de cuarenta años». El concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Esteban Aparicio, quiso estar presente en un «día donde la gente estuvo encantada».

También hubo tributos a los mayores en Tremañes, a cargo de la asociación de vecinos Evaristo Valle. En este caso, se rindió homenaje a Josefina Balboa e Hilario Díez, de 86 y 88 años, respectivamente.

Por último, el Hotel Begoña acogió la cena anual de los vecinos de Laviada. Un acto al que acudieron la concejala de Bienestar social, Eva Illán, el comisario jefe de la Policía Nacional en Gijón, Dámaso Colunga, y la directora del Albergue Covadonga, Cristina Avella. «Agradecemos su presencia y colaboración con el problema del parque, pues implica a todo Gijón», señaló el presidente vecinal, Florencio Martínez.