El Comercio

La EMA destinará 8,4 millones a inversiones, un 65 por ciento más que los últimos años

  • De esta cantida, tres millones corresponden a mejoras en las traídas desde Los Arrudos, que implicarán la suspensión temporal del suministro por problemas de turbidez y presión

La Empresa Municipal de Aguas de Gijón (EMA) destinará 8.422.200 euros de su presupuesto de 2017 a inversiones, lo que supone un incremento del 65 por ciento respecto a lo que viene presupuestándose. El presupuesto para 2017, aprobado por el Consejo de Administración, asciende a 26.027.200 euros.

Asimismo, de los casi ocho millones y medio de euros de inversión, casi tres corresponden a mejoras en las traídas desde Los Arrudos, que implicarán la suspensión temporal del suministro por problemas de turbidez y presión. Además, se destinarán a la zona rural también más de dos millones de euros para el saneamiento de las parroquias de Fano, Baldornón y Caldones, en lo que se refiere a la traída al entorno del Pico San Martín y la renovación de la red de La Camocha.

Otro millón de euros más se dedicará al mantenimiento y renovación de diversas instalaciones, como la impermeabilización de tres depósitos y la red de abastecimiento de Roces. Además, se pondrán en marcha los pozos de tormenta del parque de los Hermanos Castro y del Arbeyal y casi 700.000 mil euros irán destinados a nueva tecnología. También se reservan partidas de menores cuantías para compra de vehículos y para estudios externos de las redes existentes. Precisamente este lunes tuvo lugar la apertura de los sobres económicos de la licitación del pozo de tormentas del Arbeyal.

Por otro lado, entre las principales novedades del presupuesto se constata un ligero decremento de la demanda anual de agua de 0,20 por ciento durante el año 2016 y 2017. El agua consumida se estima en 19.753.604 metros cúbicos, mientras que el consumo real en el ejercicio 2015 fue de 20.239.406 metros cúbicos.

Un descenso que se justifica en la disminución en el consumo del Ayuntamiento de Villaviciosa, cuya media histórica de consumo era entorno a los 500.000 metros cúbicos/año y de la tendencia a la baja generalizada del consumo fruto de diversas campañas de sensibilización de ahorro de agua.

Por contra, se ha presupuestado un mayor consumo de compra de agua a Cadasa como consecuencia a la previsión de inversión de dos obras en la Conducción desde la central de Caldones a la zona de la Piquiella y en Pozo Cordero, y la Renovación de los sifones del Nalón y del Condado. Las previsiones es que se deje de recibir un total de 3.888.000 metros cúbicos. El coste de este aumento se estima en 4.407.100 euros (en torno a un millón de euros más de no ejecutarse las obras citadas).

Asimismo, se destaca el hecho de no haber incluido en las cuentas la Estación De Aguas Residuales de la zona Este (EDAR), anulada judicialmente tras la denuncia de los vecinos de El Pisón, donde se ubica. No obstante, si de la resolución del contencioso que actualmente impide la puesta en marcha de la planta se derivase la necesidad de que la EMA se hiciera cargo de la instalación, esto no acarrearía ningún desequilibrio presupuestario, al corresponder a la empresa municipal unos ingresos de la Junta de Saneamiento del Principado de Asturias que permitirían hacer frente al incremento de los costes de explotación de esa infraestructura. En caso contrario, se estima que esta instalación incrementaría el presupuesto para el ejercicio 2017 de la EMA en unos 3,3 millones de euros.